Apagón crea disturbio en Junta del Distrito

Apagón crea disturbio en Junta del Distrito

POR ELVIS LIMA Y ODALIS MEJIA
Un apagón afectó anoche el centro de c cómputos de la Junta Electoral del Distrito Nacional y la oficina del secretario general del organismo, lo que provocó una fuerte discusión entre los delegados de los partidos, Revolucionario Dominicano (PRD), Robert Polanco y de la Liberación Dominicana (PLD), Fernando Fernández.

El corte se produjo a las 7:15 de la noche y fue solucionado 45 minutos más tarde por técnicos de la Empresa Distribuidora del Sur Edesur (Edesur) y empleados de mantenimiento de la sede electoral.

El administrador de cómputos de la Junta Electoral del Distrito, ingeniero Miguel Ángel García, quien fue llamado de urgencia, dijo a Hoy que el fallo se debió a una sobrecarga provocada por las plantas de emergencia ante el alto consumo de los aires acondicionados. Sin embargo, un empleado de mantenimiento que rehusó dar su nombre, aseguró que el problema fue originado por una filtración que afectó el inversor que servía de auxiliar al centro de cómputos.

QUE NO PASE NADIE

El personal de seguridad, al igual que los técnicos del organismo, lucían presurosos, ya que la falta de servicio solo afectó las áreas mencionadas, pero no así el primer nivel ni los pasillos. “Soldado, que no pase ninguna persona extraña por el área, sólo los delegados acreditados”, advirtió un oficial del Ejército a uno de sus subalternos, quien de inmediato procedió acatar la orden. Mientras, el presidente de la Junta Electoral del Distrito, Mariano Rodríguez, dijo, a través de uno de los agentes de seguridad, que será hoy a las 11; 00 de la mañana cuando hablará con la prensa.

NUEVO CONFLICTO

Un nuevo conflicto enfrenta a la Junta Electoral del Distrito Nacional y a los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC), luego que el organismo acogiera reconocer como válidas las actas de votación aunque no tengan el sello del colegio, a fin de agilizar el conteo que se encuentra estancado porque 1,500 relaciones de votos no estaban llenadas correctamente. Mediante la resolución 09-2006 emitida ayer, el tribunal decidió aceptar aquellas actas que cumplan con los requerimientos necesarios para reflejar la votación correspondiente en cada colegio y que haya sido recibida en presencia de los delegados políticos.

De las 1,500 actas, 671 no están firmadas o selladas y en algunos casos los votos de los diputados no están registrados, por lo que el PRD solicitó, mediante instancia, la anulación de las relaciones que no estén legalizadas.

El tribunal rechazó la impugnación del PRD al considerarla como improcedente, mal fundada y carente de base legal, según la resolución 10-2006 emitida por el pleno ayer en la tarde que establece  que el artículo 136 de la Ley Electoral no contempla penalidad por la carencia del sello en las actas de votación.

Pero esto no amilanó a la dirigencia del PRD que procedió a someter dicha instancia horas más tarde, a través de la cámara  contenciosa de la JCE.

Previo a esa decisión, el presidente de la junta distrital, licenciado Rodríguez, denominó como una  “brutalidad o intencionalidad colectiva” los errores cometidos por los presidentes y secretarios de mesas de los colegios.

Rodríguez dijo que el tribunal ha tenido que asumir el trabajo que le correspondió a los funcionarios de los colegios electorales, a quienes hubo que contratar pese a que el 50%  había reprobado en los cursillos de entrenamiento.

En su impugnación, el PRD señala que muchas actas no están selladas o firmadas por el presidente o secretario de mesa tal como lo establecen los artículos 136,139 y 152 de la Ley Electoral.

Por tal motivo solicitó la anulación de todas las actas que no figuren con el sello de la mesa, que no esté debidamente firmada por el presidente o el secretario del colegio y de aquellas que no contengan con palabras y números los votos obtenidos por los candidatos.

Al someter la instancia en la secretaría del tribunal, el delegado político del PRD, Robert Polanco, declaró que todas  las urnas que fueron despachadas hacia los centros de votación contenían sus sellos, por lo que no se entiende que existan tantas actas sin sellar.

Señaló que el artículo 152 de la Ley Electoral establece cómo impugnar las elecciones por una organización política  por causas como errores, fraude o prevaricación de una junta electoral, o de cualquiera de sus miembros que tuviese por consecuencia alterar el resultado de una elección.

Mientras que el delegado del PLD, Fernández, atribuyó a intereses particulares por las diputaciones la instancia del PRD, ya que esa organización alegadamente había reconocido su derrota en la plaza del Distrito Nacional.