Apagan luces para “enfriar” planeta

Apagan luces para “enfriar” planeta

Redacción internacional. EFE.  La Muralla China, el reloj Big Ben británico o las zimabuas cataratas Victoria son algunos de los ejemplos de lugares emblemáticos del mundo donde ayer  se apagaron las luces durante la denominada Hora del Planeta.   Esa iniciativa del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que pide a los políticos que tomen medidas para combatir el cambio climático, ha contado con el apoyo de 130 países, que comprometieron su adhesión al apagón ecológico entre las 20.30 y las 21.30, hora local en cada uno de ellos.  

La neozelandesa Isla Chatham fue la más madrugadora en la andadura de esta campaña y le siguieron Fiyi y otros países del Pacífico, como Indonesia, Filipinas, Tailandia o Australia.   Sídney, la ciudad en la que nació esta iniciativa hace cuatro años, apagó sus luces hoy a las 09.30 GMT y, a ella, fue añadiéndose el resto del país.   Pekín apagó durante una hora las luces nocturnas del tramo más conocido de la Muralla China, el de Badaling, y Shanghái hizo lo propio con sus rascacielos más emblemáticos.   Además, el edificio más alto de la capital china (la torre 3 del Centro Internacional de Negocios), los estadios olímpicos de Pekín 2008, el Teatro Nacional, la Plaza del Pueblo de Shanghái o el icónico “skyline” de Victoria Harbour en Hong Kong también se sumieron en la oscuridad.  

En el tercer año que China participa en esta iniciativa, las ciudades que se han sumado (más de 80) doblan los registros de 2010, cuando sólo lo hicieron 33.   La capital rusa vivió el apagón de la iluminación del rascacielos de estilo estalinista de la Universidad moscovita, el edificio de la Alcaldía, varias estaciones de ferrocarril, instalaciones deportivas, la torre de televisión.