Anthony Ríos abandona clínica para cantar en Nueva York

Anthony Ríos abandona clínica  para cantar en Nueva York

Al cantautor Anthony Ríos no lo detiene nada ni nadie a la hora de firmar un contrato de actuación, por eso hoy llega a la ciudad de Nueva York con una perforación de bala en la muñeca izquierda para cantar junto a Fernando Villalona y Cristian Castro. “Vivo de mi voz, no de mis manos”, es lo que dice cuando se le cuestiona en torno a la rapidez con la que quiere volver al trabajo. Responsable a máxima categoría, le surge una sonrisa a la hora de hablar de lo sucedido y de lo que tiene que hacer. El trabajo le llama y el canto le da vida.

El lamentable accidente del martes con una moderna y “loca” pistola por poco le quita la vida, porque se disparó hasta descargar el último tiro. Hay que estar vivo para ver cosas y Anthony ha visto muchas, siendo lo del accidente la primera que lo acuesta y preocupa a su público.

Por no correr peligro, el doctor Felipe González le permite viajar, pero haciendo saber que la lesión no se quita de la noche a la mañana, porque el proyectil le afectó el hueso, la arteria, el nervio radial y desgarró los tendones que mueven el dedo pulgar.

Como cantar es con la voz y no con los brazos, aunque éstos son herramientas de los artistas para darle más dramatismo al show, el intérprete de “Fatalidad” prefiere tener los deseos de cumplir con los compromisos y deleitar a sus miles de fans.

Apegado a la vida, sabiendo que lo único seguro es la muerte, tiene una filosofía del destino que no le hace temer a nada. Es de los artistas dominicanos que más presentaciones hace y siempre crea mayor deseo en el público que repite, porque él no sólo canta, sino que encanta hablando.

Ni la edad ni la cantidad de hijos que tiene son obstáculos. Todo lo contrario, alimentan su felicidad y le dan fuerzas para cantar. Por eso con un tiro en una muñeca sale de la clínica Abel González para este fin de semana cantar en Nueva York. La verdad es que nada ni nadie lo detiene.