ANJE cree sería inconstitucional

ANJE cree sería inconstitucional

POR ALEIDA PLASENCIA
La Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE) consideró inapropiada la aprobación de un proyecto de ley que cursa en el Senado, mediante el cual se pretende aumentar en un 30% los salarios a los empleados públicos y privados que devenguen sueldos menores de RD$30,000.

Manuel Diez Cabral, presidente de ANJE, señaló que dicho proyecto contraviene las disposiciones contenidas en el ordinal 11 del artículo 8 de la Constitución, el cual señala que «la ley podrá, según lo requiera el interés general, establecer la jornada máxima de trabajo, los días de descanso y vacaciones, los sueldos y salarios mínimos y sus formas de pago».

Añadió que por lo que de dicho artículo se desprende que la Carta Magna no prevé la posibilidad de establecer salarios de aplicación general o aumentos generales de salarios.

Agregó, además, que el Código de Trabajo establece claramente en su artículo 452 la creación, dentro de la Secretaría de Trabajo, del Comité Nacional de Salarios, en el que participan representantes del Poder Ejecutivo, de los empleadores y de los trabajadores.

Dijo que de acuerdo al artículo 455 del mismo código, el Comité Nacional de Salarios sólo podrá convenir los sueldos mínimos de los trabajadores señalados en dicho artículo, por lo que queda claro que las negociaciones salariales de carácter colectivo, deben limitarse al salario mínimo de los trabajadores.

«En la fijación de aumentos de salarios por encima de los mínimos – añadió Diez Cabral- debe primar el acuerdo voluntario entre el empleador y el trabajador, tomando en cuenta los precios del mercado, la capacidad y formación del trabajador y las características de las empresas, por lo que ningún estamento del Estado debe o puede intervenir en el establecimiento de salarios mayores al  mínimo».

Agregó que  debe respetarse el mecanismo institucional dispuesto en el Código de Trabajo, pues el mismo no sólo fue producto del consenso entre los sectores involucrados, sino que ha sido una gran conquista para todo el sector laboral.

Por otro lado, señaló que a pesar de entender la difícil situación que enfrentan los dominicanos por la crisis económica en que se encuentra el país, no es prudente hablar de aumentos de salarios tanto en el sector público como en el privado, en estos momentos en que a través de la implementación de las medidas anunciadas por las nuevas autoridades, existen grandes expectativas de que el peso dominicano seguirá fortaleciéndose.

Indicó que hay la expectativa de que habrá estabilidad en la moneda nacional, lo que provocaría una mejoría sustancial en el poder adquisitivo de los asalariados.

Añadió que la aprobación de medidas de esta naturaleza (el aumento salarial referido), «son contrarias a nuestro ordenamiento jurídico actual y ya han demostrado en el pasado que provocan una disminución en la confianza de los entes económicos, ya que atentan contra la institucionalidad y marco legal del país».

Indicó que la adopción de este tipo de medidas sin la adecuada ponderación, suelen provocar efectos inflacionarios y despidos laborales masivos.