Animan a Australia a invertir en España, puente para la UE y A.Latina

Animan a Australia a invertir en España, puente para la UE y A.Latina

Sídney. El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, animó hoy a los empresarios australianos a invertir en España, un país en plena recuperación económica y que además es una “buena plataforma para hacer negocios» en la Unión Europea, América Latina y el norte de África.

El jefe de la diplomacia española cerró esta jornada su viaje a Australia con una visita a Sídney, la capital económica y financiera del país, donde celebró un desayuno con cien empresarios españoles y después un almuerzo con unos 60 inversores y empresarios australianos, miembros del European Asian Business Corporation (EABC).

Estos encuentros pretenden intensificar las relaciones entre Australia y España, explicó el ministro en declaraciones a los periodistas que le acompañan durante la gira que realiza estos días por varios países de Asia y Oceanía.

García-Margallo transmitió a los empresarios australianos que las firmas españolas “están para quedarse” en un país que ofrece muchas oportunidades, que es la quinta economía del mundo en renta per cápita y que está situado cerca de los dos grandes mercados del mundo, el chino y el japonés.

“Es un sitio magnífico para que las empresas españolas se establezcan y hagan negocios”, agregó. Además, la situación geoestratégica de España, les dijo García-Margallo a los empresarios, permite a este país ser un miembro activo de la UE, ser el “puente” de empresas que quieran invertir en América Latina y tener una “posición privilegiada en el norte de África”, una región que no obstante está actualmente “en una situación delicada».

El ministro explicó a los empresarios la situación económica de España y animó a los australianos a invertir en un país en plena recuperación económica gracias a las reformas estructurales llevadas a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy. Un “ajuste severo” que ayuda a mejorar la competitividad perdida de España, según García-Margallo, quien explicó que “empieza a dar sus frutos” aunque no todos los que les gustaría al Ejecutivo.

“Arrastramos una tasa de desempleo inaceptable desde cualquier punto de vista”, puso como ejemplo y apostilló- “Empieza a mejorar pero no a la velocidad que nos gustaría».

El ministro volvió a referirse al “cambio de modelo radical” de España, el país que más crece de la Unión Europea, y aseguró que se nota “una enorme mejoría en el sector exterior». España ha pasado de un modelo basado en el endeudamiento y la demanda interna a otro basado en el sector exterior con unas exportaciones del 35 % del PIB, un porcentaje superior al de países como Reino Unido, Alemania o Italia. Ese esfuerzo exportador, continuó García-Margallo, se complementa con el que hacen los empresarios españoles que se instalan en el extranjero.

“Se trata de seguir en este esfuerzo y aprovechar lo que son las fortalezas de la economía española”, añadió. Recordó que España es la cuarta economía de la zona euro, la quinta de la UE y la décimo tercera del mundo, con una economía “suficientemente diversificada”, el séptimo exportador mundial en cuestión de servicios y el undécimo inversor mundial, con 16.000 millones de dólares en stock, principalmente en América Latina.

Se trata de la primera visita de una delegación encabezada por un ministro de Asuntos Exteriores español a Australia, un destino reciente de importantes inversiones y flujos migratorios españoles. Mañana, viernes, el jefe de la diplomacia española viajará a Colombo (Sri Lanka) donde el sábado mantendrá una reunión con su homólogo, Gamini Lakshman Peiris, y con el presidente de la República, Mahinda Rajapaksa.

Con esta visita García-Margallo pondrá fin a esta gira por Asia y Oceanía que empezó el pasado 28 de agosto y que le ha llevado también a Indonesia y Samoa, y regresará a Madrid el domingo, 7 de septiembre.