Analizan papel de haitianas en comercio informal en RD

Analizan papel de haitianas en comercio informal en RD

La organización no gubernamental Alas de Igualdad presentó el estudio “El rostro de la mujer haitiana en el comercio informal urbano de República Dominicana”, de la investigadora italiana Graziela Scudu. La investigación fue realizada con el auspicio de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y el Instituto Sindical de Cooperación al Desarrollo (ISCOD).

Scudu analiza el fenómeno de la feminización de la migración haitiana, y la importante participación de estas mujeres en  la economía informal de nuestro país, como también ocurre en otros países de América y del mundo.

Asimismo profundiza en las condiciones de vida de estas mujeres, cómo se insertan en el comercio informal, sus motivaciones y otros elementos relevantes en su realidad social. Para ello se realizó una encuesta a 52 comerciantes haitianas, en tres grupos focales localizados en Santo Domingo, San Pedro de Macorís y Santiago.

“Los resultados muestran que la mayoría de las comerciantes haitianas son jóvenes, con edades comprendidas entre los 23 y 38 años, que tienen hijos, poseen un nivel escolar bajo, y que sus condiciones económicas  y laborales son precarias y difíciles. Sin embargo, pese a las dificultades encontradas en su trabajo, ellas deciden comerciar, porque, debido al limitado nivel de capital humano y falta de cualificación técnica, las alternativas laborales que se les ofrecen son poco atractivas. Bajo esta óptica, su labor no constituye una mera estrategia de supervivencia, sino refleja la existencia de objetivos goal oriented que responden a sus roles de proveedoras económicas de hogar”, señala el estudio.

De la institución.  Alas de Igualdad es una institución social sin fines de lucro, conformada por técnicos, profesionales y trabajadores dominicanos y haitianos residentes en el país, y que se ha dedicado especialmente a la búsqueda de mejorías y desarrollo para algunos barrios marginados de la parte oriental de Santo Domingo y de comunidades cañeras y bateyes.

Dentro de sus objetivos están desarrollar programas de capacitación y educación que incrementen los conocimientos en las áreas de salud, educación y desarrollo comunitario; prestar asistencia y servicios en caso de emergencia ante cualquier desastre o fenómeno natural ocurrido en el territorio nacional; y promover la capacitación técnica-artesanal de las mujeres en los bateyes y zonas cañeras, como medio de producción.