Analista político pide al Gobierno poner fin a prácticas de endeudamientos

<P>Analista político pide al Gobierno poner fin a prácticas de endeudamientos</P>

NUEVA YORK.- El analista político y ex diplomático Héctor Ramírez Marcial insto aquí al presidente Leonel Fernández ponerle un alto total y definitivo por lo que resta de su administración ala delirante carrera de endeudamiento con el propósito de que el nuevo gobierno no encuentre una economía dependiente de organismos internacionales, y el atributo de la soberanía peligrosamente amenazado.

El analista político dijo así mismo que “resulta indignante que esos organismos pretendan imponer la más brutal dictadura del capital financiero, despojandonos poco a poco de nuestra soberana y uncirnos a una forma moderna de esclavitud».

Ramírez Marcial sostuvo que al parecer este gobierno neoliberal, está mas comprometido con los intereses del capital financiero internacional que con los del país y  el pueblo».

Dijo que miente el gobierno, púes no hay recuperación económica, ocultandonos que la mentada recuperación se finca, en realidad, en tres graves peligros: el déficit del gasto público, el de la balanza de pagos y el de la balanza comercial.

Ramírez Marcial señala que “estos son tres síntomas, signos y advertencias de que la política económica anda mal, de que las cifras triunfales son engañosas y que este gobierno no quiere ver la realidad o no quiere que nosotros las veamos».

El analista político afirmo que» el gasto excedente, ese egreso sin ingreso, no se debe a un aumento de los gastos de bienestar social sino a dos cosas abominables: la corrupción y al endeudamiento del país, por lo que para atender esos faltantes y hablar de recuperaciones  el gobierno tendrá que aumentar los impuestos o endeudarnos más a aun de lo que estamos por lo que la recuperación se fincara en mayor endeudamiento».

«Lo peor de todo es que ante la situación de déficit real, el gobierno  en vez de corregir la situación, refuerza su mentira».

Ramírez Marcial también se refirió a la política de exportaciones, el país está perdiendo su capacidad de exportación, pareciera que la economía  ha sido «emasculada, es incapaz de penetrar, pero es facilmentre penetrada».

«En conclusión: hay tres señales de alerta, focos rojos, advertencias o peligros en los momentos que vive el país: estamos entrando en un déficit del gasto público para pagar los errores del gobierno y cumplir las «ordenes del Fondo Monetario Internacional(FMI) por lo que considero que una recuperación económica que se finca en la negación de esas tres amenazas: gastar más de lo que se recauda (déficit nacional): gastar más de lo que tenemos(déficit de la balanza de pagos) y consumir más de lo que producimos (déficit comercial) es una recuperación totalmente falsa sostiene Héctor Ramírez Marcial.

Ramírez Marcial, quien también fueras Delegado de Turismo en Nueva York, insistió en que el presidente Fernández» debe ponerle coto al espiral de endeudamiento externo, ese endeudamiento genera inquietud y se está convirtiendo en una bomba de tiempo, por lo que el gobierno debería parar esa política y no dejarle al nuevo gobierno que seguramente lopresidirá el ing. Hipólito Mejía un colapso económico, un país endeudado y posiblemente en quiebra».

El analista político y diplomático sostuvo que «la gravedad económica apunta a una nueva sangría de recursos para pagar importaciones suntuosas, dispendiosas e innecesarias, todo bajo el amparo del gobierno dominicano».

Ramírez Marcial sugirió al congreso nacional, a los diferentes partidos politicos, economistas, analistas políticos, clero, politólogos, organizaciones no gubernamentales y todas las fuerzas vivas del pais, emprender una cruzada contra el endeudamiento exterior que, en gran manera podría ser violatorio a la soberanía nacional.

Enfatizó que ciertas políticas o condiciones del Fondo Monetari Internacional (FMI) y la de otros organismos internacionales profundizan la desigualdad social, dejan a las empresas nacionales a merced del poder financiero de esos organismos e  inclusive, denilitan al propio Estado dominicano, puesto que, si eventualmente se negara el gobierno a cumplir con algunos de los puntos pactados, podría ser demandado legalmente en tribunales supranacionales.