Análisis deportivo

Análisis deportivo

Desde su primera apertura el pasado 4 de abril, se comenzó a hablar de que el derecho dominicano Pedro Martínez tenía problemas en sus lanzamientos, que había perdido la velocidad en su recta y que la era del tres veces ganador del premio Cy Young estaba a punto de finalizar.

Sin embargo, en su siguiente salida el nativo de Manoguayabo dominó a los Azulejos de Toronto durante siete entradas y dos tercios. Pero en la tercera, los Orioles volvieron a atacarlo.

Pero el 20 de abril, Pedro repitió una actuación de calidad ante Toronto y el domingo amarró a los Yanquis.

Si había duda de algo era de que Martínez consiguiera la consistencia, algo que no había logrado (lanzar dos partidos seguidos de calidad) y que finalmente lo hizo.

¿QUIEREN DEVALUARLO?

Martínez declaró al editor de este diario, Franklin Mirabal, en Nueva York, que hay gente que desea devaluar su figura en el mercado ya que se encuentra en su último año de contrato con los Medias Rojas.

Puede ser o no cierto, pero la pregunta que se debe formular es si los Medias Rojas están interesados en quedarse con él.

Durante la temporada muerta, el equipo de Boston consiguió los servicios de Curt Schilling, a quien otorgaron una firma de tres temporadas para quedarse con el conjunto.

Sin embargo, Martínez fue líder en efectividad del 2003 con 2.22 y terminó segundo en ponches, pero Boston no quiso ir más allá de ejercer la opción para la temporada 2004. ¿Por qué?.

Martínez gana US$17.5 millones en la actual temporada y es casi seguro que recibirá un descuento en su salario cuando nuevamente estampe una firma, sea cual sea el equipo, pero Pedro no está dispuesto a ceder demasiado, porque con su historial de éxito se ha ganado ese derecho.

No es por nada que tiene el mejor porcentaje de victorias en los últimos 100 años y aún con una recta menos veloz se mantiene siendo uno de los lanzadores más dominantes del béisbol.

A mi entender, los Medias Rojas dejarán pasar a Pedro a la agencia libre donde lo perderán, ya que realmente no han indicado tener suficiente interés en que se quede con la franquicia.

¿Irá a los Yanquis? No es por nada, pero el conjunto de Nueva York debería estar interesado, pues luego de la demostración del domingo, ellos de seguro no quieren enfrentarlo con mucha frecuencia.

SAQUEN A LORIA

Hay cosas que suceden en el béisbol de las Grandes Ligas que a veces uno no entiende por qué suceden.

Resulta que es una incongruencia que los Expos de Montreal pertenezcan a los otros 29 equipos, porque qué empresa financia a otra para que le haga competencia.

Eso sucedió luego que Jeffrey Loria saliera de los Expos y adquiriera a los Marlins de La Florida, que eran a su vez propiedad de John Henry, el hoy dueño de los Medias Rojas.

Pero Loria no solo se conforma de haber formado parte de una maraña como la de los Expos, sino que ahora dice que quiere mudar a los campeones mundiales del 2003.

Loria está tratando de tumbarle el pulso al gobierno de Florida para que le financien un nuevo estadio y amenaza con llevarse a los Marlins nada más y nada menos que a Las Vegas.

Yo no creo que la MLB acepte llevar un equipo a la “Ciudad del Pecado” como se conoce a Las Vegas, principalmente con la sombra de Pete Rose y sus apuestas todavía calientes.