Anaheim prohíbe a sus peloteros que jueguen en la pelota invernal de RD

Anaheim prohíbe a sus peloteros que jueguen en la pelota invernal de RD

SANTO DOMINGO (AP).- Bartolo Colón, Ramón Ortiz y José Guillén no podrán seguir jugando en la liga invernal dominicana por orden de los Serafines de Anaheim, el equipo donde militan en las grandes ligas.

La orden de Anaheim afecta al jardinero Guillén, de los Toros del Este, y los lanzadores Ortiz, de los Tigres del Licey, y Colón, de las Aguilas Cibaeñas.

«José fue operado de una mano cuando terminó la pasada temporada y acabamos de firmarlo por mucho dinero», dijo Bill Stoneman, vicepresidente y gerente general de los Serafines al explicar los motivos.

«Preferimos que se quede en su casa hasta que comiencen los entrenamientos de grandes ligas el próximo mes», agregó Stoneman en conversación telefónica con la AP desde sus oficinas en Anaheim.

Sostuvo que la organización le negó el permiso solicitado por los Tigres para utilizar a Ortiz, y dijo que harían lo mismo con Colón, aunque todavía no han recibido una solicitud de parte de las Aguilas.

El ejecutivo citó la gran cantidad de dinero que pagan a estos jugadores y su importancia para el club como las principales razones para impedirles participar en el torneo de béisbol de su país.

«Acabamos de firmar a Colón con el contrato más rico en la historia de nuestra franquicia. No quisiéramos que resultara lastimado de alguna manera jugando con otro equipo», dijo Stoneman.

De los tres peloteros citados, solamente Guillén ha actuado en la actual temporada.

Guillén bateó de 8-6 en los últimos dos partidos de la serie regular, ayudando a que los Toros consiguieran el último puesto al playoff semifinal todos contra todos.

En el primer juego de la postemporada, Guillén fue golpeado por un pitcheo en la mano izquierda, la misma que fue operada al final de la anterior temporada de grandes ligas.

Los exámenes mostraron que el jugador solamente fue rozado ligeramente en el dedo meñique y que no sufrió ningún daño.

«Me atemoricé cuando me enteré de eso», dijo Stoneman, quien firmó a Guillén como agente libre con un contrato de dos años y seis millones de dólares. Guillén ganaría cuatro millones en un tercer año si cumple algunas metas en los dos primeros.

Colón, quien pertenecía a los Medias Blancas de Chicago, logró el segundo contrato más jugoso del receso al firmar con los Serafines por 51 millones de dólares y cuatro temporadas.

El otro jugador con mejor contrato es el torpedero Miguel Tejada, quien firmó por seis años y 72 millones con Baltimore. Tejada está jugando con las Aguilas Cibaeñas por octava temporada consecutiva.

Ortiz, quien firmó una extensión de tres años y 7,25 millones de dólares en el 2002, quería lanzar con el Licey para rendir un homenaje póstumo a su padre fallecido el año pasado.