Amenazan cerrar mercado frontera zona Pedernales

Amenazan cerrar mercado frontera zona Pedernales

Comerciantes de Pedernales amenazaron con cerrar hoy el mercado fronterizo de intercambio con Haití para obligar a las autoridades dominicanas a rescatar al negociante Juan Evangelista Jiménez, secuestrado por un grupo de pescadores haitianos.

La hija del comerciante, Zaddé Jiménez Pérez, dijo que los negociantes de Pedernales advirtieron que harán presión para impedir que el gobierno dominicano permita que Jiménez perezca en manos de sus raptores.

La familia del secuestrado denunció que no ha recibido ningún tipo de colaboración de las autoridades dominicanas en Pedernales.

Jiménez Pérez dijo que responsabilizarán al gobierno de la suerte de su padre, ya que ni la Policía ni las autoridades consulares dominicanas se han preocupado por indagar la situación en que se encuentra el comerciante Jiménez, en la ciudad haitiana Marigot.

Dijo que desde el pasado miércoles ni siquiera están en Pedernales el comandante de la Policía de esa jurisdicción, ni la cónsul que les llegó a dar algunos servicios.

Indicó que anteanoche también salió de Pedernales el encargado de Seguridad del Consulado Dominicano en Puerto Príncipe, por lo que no tienen a dónde recurrir por ayuda.

Afirmó que las autoridades han dejado este como si se tratara de un problema personal y particular, cuando involucra la vida de un ciudadano dominicano, «honorable, que lo que ha hecho es servir a la provincia de Pedernales, como todo el mundo lo sabe”.

Jiménez Pérez negó que su padre tenga deuda personales con sus secuestradores y reveló que exigen un rescate de RD$300,000 a RD$380,000.

Dijo que la vida de su padre corre peligro, debido a que es hipertenso y padece de diabetes.

En llamada a este diario, la hija del comerciante secuestrado declaró que ayer la familia descubrió que Jiménez habría sido raptado en Haití por Wensito Lastin, a quien identificó como jefe de una banda.

Expresó que los secuestradores llaman a la casa del rehén, sin identificarse y exigiendo el dinero.

Manifestó que la familia no tiene el dinero que la banda pide. «Ahora también supimos que sus secuestradores están armados y que no les interesa que por la supuesta deuda a mi papá se le pase causa -juicio en tribunal- en la comunidad de Jacmel,» explicó.

Declaró que el representante de los Derechos Humanos en Pedernales, José Luis Castillo, quien viajó a Haití a petición de ellos, les informó que su pariente estaba en muy mal estado de salud.

Jiménez Pérez es la cuarta de los once hijos del comerciante de más de 60 años. Contó que Jiménez fue secuestrado por dos haitianos que lo visitaron en su casa, en Pedernales, para supuestamente entregarle unas langostas que habría pagado por adelantado.

Señaló que no han vuelto a hablar con su pariente y que desde el primer día no tienen noticias de él.

Manifestó que los pescadores acostumbraban a ir a la casa del comerciante. «Mi papá no tiene deuda con esa gente y nadie se va con quien lo va a secuestrar», dijo.

Atribuyó el secuestro a que la banda cree que Jiménez tiene dinero.