Alza salarial de 20% no compensa rezago ante productividad laboral

Alza salarial de 20% no compensa rezago ante productividad laboral

El reciente aumento salarial no compensa el rezago del salario real con relación al aumento que ha venido registrado la produc tividad laboral, según se desprende de un estudio hecho por la Unidad de Políticas Públicas del Observatorio Político Dominicano, adscrito a la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode).
El estudio se apoya en el comportamiento de los índices de productividad laboral promedio e ingresos reales promedio, para el período 1991-2013, realizado por el Banco Central, donde se observa que el índice de productividad se ha mantenido creciendo, mientras que el índice de ingresos reales ha ido en declive.
También observa que a partir de los años 2002-2004 se verificó una caída abrupta de 35.5 % en los ingresos reales de los trabajadores como consecuencia directa de la inflación acumulada en dicho período que ascendió a 103% fruto de la crisis bancaria, la cual no fue compensada por aumentos de igual magnitud en las remuneraciones nominales de los trabajadores durante esos años.
Indica que en el año 2005 se registró una recuperación parcial de 14.1% en los ingresos reales promedio para luego permanecer prácticamente estancados en términos reales.
“Esto queda demostrado en el hecho de que al cierre de 2013 el ingreso real promedio de los trabajadores dominicanos es prácticamente igual al vigente en 1991, pese a la productividad haber aumentado 82.5 por ciento en esos 22 años”, indica el estudio.
El estudio también afirma que el aumento del 20 por ciento del salario mínimo dispuesto recientemente no da para cubrir las necesidades básicas del hogar.
Al cierre de marzo pasado la canasta básica nacional promedio costaba 29,013 pesos, mientras que los hogares de menores ingresos necesitaban 13,228 pesos para adquirir una cesta de alimentos aceptable para su alimentación, explica el informe.
Y agrega: Tras la aprobación del 20%, el valor absoluto del salario mínimo más alto es de 14,546.49 pesos a partir del día 1ro. de mayo, y llegará a ser de 15,447.60 pesos a partir del 1ro. de noviembre; mientras que los más bajos serían de 8,862.59 y 9,411.60 pesos, a partir de esas respectivas fechas. Explica que, al descontarle el incremento en su aporte a la seguridad social, el aumento real del 20 por ciento va desde 1,475.90 pesos, el más bajo, a 2,422.44 pesos, el más alto.
Agrega que el costo promedio de la canasta familiar ha estado muy por encima de los salarios mínimos devengados por los trabajadores privados no sectorizados. Cuando se hace la comparación con el costo de la canasta familiar del quintil 1, aunque la brecha en este caso es menor, también queda evidenciado que este siempre ha estado por encima de los diferentes sueldos mínimos que históricamente han pagado las empresas privadas.
En todos los años analizados, el costo promedio de la canasta familiar ha estado muy por encima de los salarios mínimos devengados por los trabajadores privados no sectorizados.
Cuando se hace la comparación con el costo de la canasta familiar del quintil 1, aunque la brecha en este caso es menor, también queda evidenciado que este siempre ha estado por encima de los diferentes sueldos mínimos que históricamente han pagado las empresas privadas.