Algunas causas de infidelidad en la pareja

Algunas causas de infidelidad en la pareja

POR ESTEBAN CAÑAMARES
Veamos cuatro grandes causas que pueden llevar a una infidelidad mantenida y cual puede ser tu actuación en cada uno de estos casos.  Puede tratarse de un caso de inmadurez afectiva, de una persona que aún está en esa etapa infantil en la que se espera que todo sea para uno, que los demás le cuiden, se esfuercen para él, pero que no hay que hacer esfuerzos ni mantener compromisos por su parte, que solo hay que jugar a aquello que apetece, y ya se encargará la madre-esposa o el papá-esposo de hacer los esfuerzos y renuncias pertinentes.

En un caso como este deberás plantarle cara directa y claramente, decirle muy claro que la convivencia exige algún tipo de compromiso del uno para con el otro, que tu necesitas una seguridad afectiva, que necesitas compartir tu vida con él/ ella y que él comparta la suya contigo, y si no cambia en un tiempo no muy prolongado dejarlo.

Puede también ser un caso de «desenganche afectivo», de que sencillamente el amor a volado, de que no hay cariño que una a la pareja, de que solo se mantiene la convivencia porque los niños aún son pequeños, o porque el divorcio es económicamente inviable, o por cualquier otra causa; en este supuesto deberías hablar claramente de la situación y si no hay perspectivas de cambio, separarse.

También pudiera tratarse de alguna dificultad psicológica grave que el otro padece, tal como una semidepresión que llama continuamente a su puerta y a la que cierra el paso con la sensación de ser admirado y deseado por sus continuas «amigas/ os», o de una adicción al sexo que hunde sus raíces en la más tierna infancia, o de cualquier otra, que le lleva a estar continuamente en los brazos de otras personas a pesar de que te consta que te quiere, que realiza esfuerzos por ti en otros aspectos de la vida, que a otros niveles te es fiel. En un caso como este debes hablarle con cariño aunque al mismo tiempo con firmeza, y pedirle que se ponga en manos de un profesional de la psicología que le ayude a entender el porqué de esta constante conducta de infidelidad, para que al final su pareja esté libre de sobresaltos y por su propia salud psicológica.

También pudiera tratarse simple y llanamente de que siente una importante insatisfacción en su pareja, de que ya sea en el terreno afectivo o en el sexual no estás sabiendo dar y recibir todo lo que necesitas, incluso aunque reine la buena intención por parte de ambos. En este caso deben hablarlo extensamente, verbalizar las insatisfacciones, aumentar las actividades en común, aprender a dar y a recibir más fluidamente, si son capaces de ponerse el uno en el lugar del otro lo podrán conseguir solos, y sino deben consultar con un experto.

DATOS LOCALES

En República Dominicana no se precisa una tasa de infidelidad masculina o femenina. Una encuesta realizada por nuestra editora da cuenta de que de 20 mujeres consultadas 17 confesaron haber descubierto una infidelidad en su pareja, mientras que 3 dijeron sentirse muy seguras de sus esposos.

Por otro lado, de 20 hombres consultados sobre el tema 5 respondieron afirmativamente respecto a haber descubierto o advertido infidelidad en sus parejas y los 15 restantes expresaron que en República Dominicana la mujer que es infiel es considerada una persona no proba, mientras que si se trata del hombre se establece “el desliz” como una característica de “ser hombres” y que estaba empezando a verse dicho comportamiento como algo normal.

La infidelidad cobra facturas de distintas índoles. Si usted se encuentra en alguna de las situaciones descritas por nuestro sexólogo invitado es recomendable hacer un alto en el camino, ser honesto (a) y decidir cuál verdaderamente debe ser el rumbo de su vida y la de su pareja.

Para orientación o preguntas, escríbanos cienciaplus@yahoo.com, sección pregunta al sexólogo.

—–

El doctor Esteban Cañamares es sexólogo