Algo por debajo

Algo por debajo

Los poderosos bateadores Alex Rodríguez, Albert Pujols, Carlos Peña y Hanley Ramírez gozaron de buena salud en la primera parte de la temporada.  Sin embargo, sus actuaciones dejaron mucho que desear.

Por ejemplo, Rodríguez vio acción en más de 80 encuentros y no pudo alcanzar al menos 15 cuadrangulares: disparó 13 cohetazos.

Rodríguez, de 36 años, presenta un tímido promedio de .269 con apenas 38 vueltas producidas. Es evidente que ya el antesalista vio pasar sus mejores años, pero aún disfruta de un contrato que le paga como si fuera el mejor del juego, entonces así debe producir.

Otra caso, aún más evidente, es el de Pujols.

El primera base de Anaheim tuvo un inicio digno de olvidar, al punto de que agotó 111 turnos al bate para conseguir su primer cuadrangular.

Pujols concluyó la primera mitad con 14 bambinazos, lo que significa que tendrá que encender las turbinas en la segunda mitad para terminar con sus números acostumbrados: promedio de .300, 35 cuadrangulares, 100 impulsadas e igual cifra de anotadas.

Actualmente, Pujols tiene un average de .268. Asombra que esté tomando menos transferencias y está abanicando con mayor frecuencia.

De hecho, acumula más ponches que boletos, exactamente 33 transferencias y 39 abanicados. Ahí podría estar la clave del dominicano: su  acostumbrada paciencia en la caja de bateo.

La actuación de Ramírez no está muy lejos de las dos antes señaladas.

Hanley tuvo su peor temporada el año pasado y así  continuó esta primera parte de 2012. Cuenta con un pobre promedio de .248, gracias a 80 hits en 323 turnos agotados.

Entre sus batazos  hay 12 jonrones, dos triples y 17 dobles con un total de 44 empujadas.

El mánager Ozzie Guillén lo bajó en el orden al bate y esto tampoco ha dado resultados. Comenzó como tercer bate y ahora es utilizado de segundo.

Quizás cuando regrese a la alineación Emilio Bonifacio, Ramírez vuelva a su habitual   posición en el orden de bateo.

Su compañero de equipo José Reyes también está pasando por un bache ofensivo.

El torpedero de 29 años presenta un average de .264 fruto de 90 incogibles en 384 apariciones al plato.

 El veloz jugador acumula 20 robos en 24 intentos, además de 18 dobles, seis triples y dos cuadrangulares.

Los Marlins de Miami necesitan de estos dos dominicanos para alcanzar la postemporada, afortunadamente,  todavía queda mucho tiempo para producir satisfactoriamente.

Zoom

Rozando el suelo

Carlos Peña superó los 100 ponches en la primera mitad de la campaña. El primera base abanicó en 110 ocasiones y tiene una proyección de sobrepasar los 200 ponches por primera ocasión en las mayores. Su mayor total fue de 166 en 2008 también con los Rays de Tampa.

 Además de su enorme cantidad de ponches, Peña sólo batea para un pírrico .201 con 13 jonrones y 37 remolques. Su defensa es espectacular, pero los jugadores que defienden las  esquinas del cuadro interior están para comandar las ofensivas de los conjuntos.

El bateador zurdo apenas acumula 61 imparables en 304 turnos agotados.

Alex Rodríguez participó en 82 partidos en la primera parte de la temporada, en los cuales agotó 350 apariciones al plato. El toletero de 36 años sólo disparó 13 jonrones y remolcó 38 carreras. De repetir seguir ese ritmo  en la segunda mitad, sus números quedarían   por debajo de las expectativas.

A pasito lento

Albert Pujols mejora lentamente a nivel ofensivo, pero esa  no es la producción de un jugador que firmó por  10 años y 254 millones de dólares, además de otros beneficios.

Lesiones

Plácido Polanco apenas batea para .266 luego de disparar 70 incogibles en 263 turnos oficiales. El versátil jugador sólo tiene 18 impulsadas y dos batazos de vuelta completa. ¿Se terminó?

Grandes condiciones

Hanley Ramírez continúa sin producir como espera la gerencia de los Marlins. El ahora tercera base no termina de poner su maquinaria ofensiva a producir y ya alarma.

Muy frío

José Reyes consiguió un contrato de más de 100 millones con los Marlins con el fin de motorizar la ofensiva del club. Sin embargo, todavía  está en dulce  promesas.