Algo de todo

Algo de todo

Una  mención de cariño a Don Napoleón Padilla en otro aniversario, ayer, de su partida. 

Algunos  datos sobre la “ciudad luz”, Paris, Francia, mi favorita y  la que no me cansaré nunca de visitar.  Hay que subir 237 escalones para llegar a la cima de Montmatre, una colina de 130 metros de altura donde se encuentra la Basílica de Sacré Cœur.  Montmatre significa Monte de los Mártires y debe su nombre al martirio de San Dionisio, Obispo de Paris y que fue decapitado en esta colina.  Es el Santo Patrono de Francia.

La columna  en el centro de la Plaza VanDome en Paris, fue hecha con el bronce de 1,250 cañones capturados ltras la victoria de Napoleón en   Austerlitz contra el ejército austro-ruso comandado por el zar Alejandro I.

La primera  piedra  para la construcción del Arco de Triunfo en Paris, la puso Napoleón Bonaparte el 15 de agosto de 1806, día de  su cumpleaños.

Los accesos  a los metros de Paris nunca exceden de 500 metros entre ellos.

Cada vez  que se restaura la Torre Eiffel, se utilizan 60 toneladas de pintura.  Tiene  20,000 bombillas y hay que subir 260 escalones para llegar al primer nivel.  Desde su tope, en días claros, puede verse un radio de  67 kilómetros.

Los hermosos  jardines del Palacio de Versailles, eran utilizados como baños por los invitados a las fiestas que ofrecían los reyes.

En la  Edad Media no había la costumbre del baño o aseo diario.  Por eso, la mayoría de las bodas se celebraban en junio, principio del verano pues el primer baño se tomaba en mayo y para la   boda los novios no tenían todavía tan mal olor. Para disimular cualquier olor, las novias llevaban ramos de flores.