Alex Cadabra, mago dominicano

Alex Cadabra, mago dominicano

La fuerte recesión económica que hubo en el país a finales de la década de los 80 y principios de los 90 del siglo pasado, obligó a Alejandro Rivas a emigrar a Estados Unidos en busca de otra perspectiva de vida. Solo le acompañaban su equipaje y 130 dólares en sus bolsillos.

Estando allí vivió las mil y una por su condición de ilegal: pasó hambre e incluso durmió en la calle hasta que gracias a mucha gente que le extendió la mano pudo regular su situación y consiguió su primer trabajo como taxista, oficio que hoy día continúa los días laborales. Pero cuando llega el fin de semana, Alejandro se transforma en Alex Cadabra, un mago que disfruta llevar alegría en cada rutina.

Su afición por la magia inició cuando siendo un niño le regalaron la enciclopedia _”Mis primeros conocimientos”_ en la cual subrayó toda la sección que trataba sobre la magia.

“Yo nunca había pensado en mi vida que la magia podía ser un sustento, siempre la había visto como un pasatiempo”, señaló.

El tiempo pasó y Alejandro no volvió a estar en contacto con ella hasta que un día, en un edificio en elque trabajaba como guardia de seguridad, un colombiano de nombre Ramiro le hizo un truco de cambiar un dólar por cien.

Esto volvió a renacer su inquietud por la magia, un oficio al que se dedica desde 2007. Por su trabajo, es requerido para animar fiestas de cumpleaños, en las guarderías infantiles y centros de cuidados de ancianos en New Jersey y otros lugares. “La magia es mi pasión”, dijo totalmente convencido, tras informar que aprender todo lo que sabe le llevó tres años. “Me gusta ver que por mi habilidad la gente pasa un momento agradable”, indicó Alex Cadabra mientras envolvía a periodistas del diario Hoy en su mágica rutina con la que provocó risas.