Alertan incidencia afecciones renales; harán veeduría social

Alertan  incidencia afecciones renales; harán veeduría social

El director del Servicio Nacional de Salud, Chanel Rosa Chupany, acuerdo entre Ellen Lisa Hilario de la Fundación Pro Ayuda Pacientes Renales Trasplantados en el Servicio Nacional de Salud Santo Domingo Rep Dom, 25 de junio del 2018. Foto Pedro Sosa

La República Dominicana debería tener 7,500 pacientes en diálisis y en camino a realizarse trasplantes, pero en la actualidad solo 3,500 personas se dializan, lo que implica un serio problema para esa población, aseguró ayer la presidenta de la Sociedad Dominicana de Nefrología, doctora Ellen Lisa Hilario.
De su lado, el doctor Guillermo Alvarez, nefrólogo y vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión advirtió que se trata de un problema de salud vinculado a la hipertensión arterial, los estilos de vida y la diabetes. Cerca de un millón de dominicanos tiene algún tipo de enfermedad renal, pero el país no tiene estadísticas, al respecto.
Al respecto, Chanel Rosa Chupany, director del Servicio Nacional de Salud, firmó un acuerdo que permitirá a los pacientes y médicos hacer veeduría social entorno a la calidad con que los pacientes reciben los servicios en los 30 centros de diálisis que existen en la red pública de salud.
Durante la firma del convenio, la doctora Hilario dijo que ningún paciente debería estar en diálisis más de un año, “esos pacientes deben estar camino al trasplante que es la solución a la insuficiencia renal crónica”.
Tanto Hilario como Rosa Chupany aseguraron que el país ya tiene un registro de pacientes, pero insistieron en trabajar en conjunto y hacer veeduría social alrededor de la calidad de los servicios de salud en nefrología.
Este es un serio problema de salud de alto costo para el país, las familias y los pacientes en particular, cada paciente cuesta al Estado RD$1.3 millones, en total, los 3,500 pacientes que tiene en diálisis la República Dominicana tienen un costo superior a los tres mil millones al año.
Los médicos y el director del SNS expresaron su preocupación por el tema, mismo que tiene implicaciones hasta culturales, porque no existe la cultura de donación de órganos en el país y sin embargo, existe una alta necesidad.
El dominicano tiene miedo a donar órganos, por lo que se hará necesario confeccionar una campaña de motivación a nivel nacional que haga conciencia con respecto al tema.

Guillermo Alvarez. Al respecto, el nefrólogo aseguró que la enfermedad renal crónica es una importante causa de la enorme carga global de las enfermedades no transmisibles, la cual afecta a una de cada 10 personas.
Insistió sin embargo en que el subregistro y las perdidas prematuras no permiten que el país disponga de datos que evidencien fehacientemente la realidad de esta enfermedad.
En América Latina, la enfermedad renal crónica es la octava causa de muerte y se encuentra entre las cinco causas de muerte más frecuentes en los países de la región. Esta enfermedad está vinculada a los problemas cardiovasculares, a la diabetes mellitus y sus complicaciones.
Los médicos coinciden en que las enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares, la diabetes, el cáncer y la enfermedad renal crónica, constituyen una gran amenaza para el crecimiento económico y el desarrollo potencial de los países.

Compromiso. El Servicio Nacional de Salud firmó un acuerdo de colaboración que otorga calidad de veedores con facultad de realizar auditorías sociales, en los servicios de prediálisis, hemodiálisis, diálisis peritoneal y trasplante renal en la Red Única Pública, a la Sociedad Dominicana de Nefrología, Fundación Dominicana Pro Ayuda a Pacientes Renales.