Alerta sobre peligro del “dinero indebido” en actividad política

Alerta sobre peligro del “dinero indebido” en actividad política

POR LEONORA RAMÍREZ S.
En el contexto del financiamiento público a los partidos políticos hay tendencias que sugieren frenar el impacto plutocrático, que proviene de la incidencia de los grandes donantes en el diseño de las políticas públicas, expresó Humberto de la Calle, ex vicepresidente de Colombia, quien participó en el seminario “Partidos Políticos y Organismos Electorales”.

Al considerar que la plutocracia es un fantasma en todas las democracias, dijo que en la misma interviene dinero indebido que se dirige hacia la actividad política.

Al ofrecer una conferencia sobre los “Sistemas de financiamiento de los partidos políticos”, De la Calle expresó que el valor más importante en todo ese proceso es la transparencia en la acción política.

“La autonomía es el camino más arduo, pero la plutocracia sigue siendo un fantasma cuando no una enfermedad de las democracias latinoamericanas, y en cuanto a la transparencia se sabe que dineros oscuros juegan un papel en las campañas electorales”.

Respecto al beneficio que pueden tener los partidos del financiamiento público, en el sentido de su fortalecimiento interno, expresó que ha surgido una línea que promueve cambios que van desde la representación de género a una mayor democracia interna.

La financiación pública busca dotar de un mínimo de recursos a las organizaciones políticas, una especie de común denominador que mitigue los privilegios de una ayuda privada exclusiva y a veces excesiva, por lo que la subvención pública apuesta por la equidad en el acceso y uso de los recursos, manifestó en la actividad organizada por el Consejo Económico, Social e Institucional (CESI), y el Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA).

Al referirse a los tipos de subvención pública, De la Calle dijo que los latinoamericanos tienen un fetichismo legal maldito, porque cada vez que tienen un problema lo quieren resolver con leyes y se olvidan de los elementos de cultura política, tienen muchas regulaciones, órganos electorales, sanciones, pero no funcionan en  la realidad, porque ni siquiera se sabe  cuánto cuesta la  actividad política en la región.

En ese sentido, dijo que la  prohibición del financiamiento privado es una ilusión porque no funciona en la práctica, y convierte a los partidos en apéndices del Estado.

“Por eso la tendencia en Latinoamérica es hacia la financiación mixta”.

De la Calle también se refirió al costo de las campañas políticas, que se ha convertido en una gran preocupación en América Latina, por lo que se promueve la reducción de esas inversiones.

Sobre ese aspecto dijo que la sociedad civil juega un papel importante en el contexto de los tribunales electorales, porque muchas veces estos carecen de verdaderos instrumentos de investigación para validar costos de campaña.

“La sociedad civil es muy útil porque puede  hacer el tipo de inferencia que no puede realizar el tribunal electoral, por eso el acceso y la presencia de esta augura un nuevo amanecer en este mundo de la financiación de campañas, que se nutre en parte de la utopía”.

PARTIDOS POLITiCOS Y PRENSA

Juan Rial, experto en materia de comunicación, ofreció una conferencia sobre el “Acceso de los partidos políticos a los medios de comunicación”, y en la misma planteó que los políticos tienen que tomar en cuenta la estructura económica y política de esas empresas.

En  los medios se concentran luchas económicas y por el poder político, y en ese esquema es que los medios son un instrumento de cultura, entretenimiento y divulgación, y mecanismos para expresar luchas de intereses, expresó.

“Los medios pueden llevar a la desgregación social, porque rara vez mostrarán noticias favorables porque son aburridas, y eso es parte de la cultura dominante de la sociedad, que es esquizofrénica.

“Vivimos hablando de consenso pero por otro lado glorificamos el conflicto”.

Hay que saber manejar los medios, y eso no significa tener el dinero, hay que tener algo más, dijo Rial al referir que no se deben enfrentar los medios de comunicación, sino aliarse a ellos, pero tomando en cuenta que no siempre estos pueden resolverlo todo.