Alberto Fujimori abandona prisión

Alberto Fujimori abandona prisión

SANTIAGO (AFP).- El ex presidente peruano, Alberto Fujimori, salió ayer, jueves, de la cárcel tras la libertad provisional concedida por la Corte Suprema chilena, que sin embargo mantuvo una orden de arraigo a la espera de que se resuelva una orden de extradición emitida por el gobierno peruano.

Fujimori abandonó poco antes de las 16H00 locales (20H00 GMT) la Escuela de Oficiales Penitenciarios de Santiago, donde permaneció recluido por más de seis meses mientras se desarrolla el juicio de su extradición a Perú, constató la AFP.

El ex mandatario recuperó su libertad previo pago de una fianza de 2.800 dólares, después de que la Corte le concediera ese beneficio que en otras oportunidades había sido rechazado por el juez Orlando Alvarez, que tiene en sus manos su proceso.

“Obviamente me encuentro satisfecho, contento, de la decisión de la Corte Superior”, dijo un sonriente Fujimori, en breves declaraciones a la prensa que aguardaba su salida de la prisión, al sur de la capital chilena.

“Yo he venido voluntariamente a este amigo país, Chile”, agregó, en alusión a su sorpresiva llegada el pasado 6 de noviembre, cuando viajó desde Japón y puso fin a cinco años de refugio.

Con terno gris y corbata a rayas, el ex presidente peruano saludó con efusividad frente a decenas de periodistas y abordó una camioneta para dirigirse a la residencia donde vivirá temporalmente, en la zona oriente de Santiago.

En la mañana la Corte concedió la libertad provisional por cuatro votos contra uno.

El juez Alvarez, al fijar la fianza, adelantó que en junio estaría en condiciones de emitir su sentencia sobre el pedido de extradición de Fujimori.

“Creo que para cerrar esto, no antes de un mes más”, dijo el magistrado a periodistas. Por ahora “está todo en un periodo de investigación”, agregó.

Según la resolución escrita de la Corte Suprema, “la libertad del requerido no es un peligro para la seguridad de la sociedad ni de las víctimas y no entorpecerá las diligencias pendientes” en el proceso de extradición.

La Corte Suprema adoptó su decisión tras escuchar este jueves los alegatos en favor y en contra de la medida, de parte del abogado del Estado peruano, Alfredo Etcheverri, y del jurista defensor del ex mandatario Francisco Veloso.

“Esto aumenta las posibilidades de fuga de Fujimori”, advirtió Etcheverri, representante del Estado peruano en el proceso de extradición.

El jurista basó sus temores en “la forma como llegó al país” el ex mandatario, cuando el pasado 6 de noviembre arribó sorpresivamente desde Japón, donde permaneció refugiado durante cinco años tras la caída de su gobierno en noviembre de 2000.

Horas después, en la madrugada del 7 de noviembre, fue detenido a petición del gobierno peruano, que inició entonces los trámites para su extradición.

El pedido de extradición que enfrenta Fujimori consigna la matanza de 15 personas en el vecindario de Barrios Altos en Lima, en 1991, y las muertes de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad de La Cantuta, al año siguiente, en las afueras de la capital peruana.

Fujimori también afronta cargos sobre la apropiación de dineros estatales y la entrega de 15 millones de dólares de fondos públicos a su asesor Vladimiro Montesinos, poco antes del colapso de su gobierno en noviembre de 2000, cuando huyó a Japón y renunció a la presidencia desde allí.

La noticia de la libertad provisional de Fujimori se produce en plena campaña electoral en Perú, donde el próximo 4 de junio disputarán la presidencia en segunda vuelta el nacionalista Ollanta Humala y el socialdemócrata Alan García.

Humala señaló a la prensa que “esta es una noticia que evidentemente preocupa mucho a los peruanos”. Pidió sin embargo no politizar el tema.

“Siempre he dicho que los políticos tenemos que dejar ese temas y otros temas parecidos en manos del poder judicial”, dijo por su parte García al reaccionar sobre el caso Fujimori.

Su libertad provisional “no tiene para los efectos internos de nuestro país ninguna significación o relevancia; simplemente es un cambio de estatus de su forma de permanencia en Chile mientras se resuelve su extradición”, añadió.

De hecho el gobierno chileno prohibió de manera expresa en enero pasado que Fujimori realizara campañas políticas desde Chile en la perspectiva de las elecciones generales peruanas.