Albert Pujols quiere quedarse el resto de su carrera en San Luis

Albert Pujols quiere quedarse el resto de su carrera en San Luis

El toletero Albert Pujols sabe precisamente qué decir y en el momento adecuado.

Por eso, cuando le preguntan sobre su contrato, que termina en el 2011, el dominicano sabe cómo responder.

“La gente en San Luis y nuestros fanáticos por todas partes saben donde quiero estar y es en San Luis. No hay una ciudad que se parezca a ella para jugar béisbol”, dijo Pujols en una entrevista con el St. Louis Post-Dispatch.

El primera base viene de ganar su tercer premio al Jugador Más Valioso.

Sin embargo, aun hay ciertas dudas sobre cómo vendrá para el 2010, luego de someterse a una operación en el codo durante el invierno.

Pero de acuerdo a Pujols,  los dolores son cosa del pasado.

“Se siente bien. Estoy tirando pelotas y haciendo swings y se siente bien. Es bueno decir que no siento dolor. Era algo que realmente me había molestado en los últimos seis, siete años. Pero siento que aun así podía ayudar a mi equipo a ganar y yo estaba dispuesto a sacrificar mi cuerpo para esta organización”, agregó el inicialista, quien ya no necesita más operaciones.

Un gran legado

Pujols también se refirió a lo que para él significa jugar con los Cardenales.

“Realmente aprecio ser un Cardenal. Aprecio usar este uniforme y ser parte de este legado en los últimos nueve años y quiero seguir siendo parte de esto. Aprecio estar alrededor de todos estos inmortales. No creo que haya muchas organizaciones con gente como Stan Musial, Lou Brock , Bob Gibson, Ozzie Smith, Red Schoendienst, todo el tiempo acompañando al equipo”, añadió.

Sobre su manager

Una de las cosas que Pujols más aprecia de jugar en San Luis es tener un dirigente como el veterano Tony La Russa.

“He sido bendecido con jugar para un dirigente que será inmortal. Un manager que no solo ha sido eso, sino también un padr e para mi. Un hombre que ha sido una parte fundamental en mi éxito y quien responde muchas preguntas que constantemente tengo sobre el juego y la vida”.