Alarma por violencia

Alarma por violencia

SAN SALVADOR (AFP).- Organismos de derechos humanos de El Salvador se mostraron ayer alarmados por la ola de violencia que sacude al país, que sólo durante agosto disparó el número de asesinatos a 370, acompañados de robos a ciudadanos y extorsiones a pequeños, medianos y grandes empresarios.

“Los 370 homicidios de agosto nos preocupan y vienen a demostrar la incapacidad del estado para frenar la ola de violencia”, declaró a la AFP el coordinador de la Comisión de Derechos Humanos (CDHES), Miguel Montenegro.

Para Montenegro, el país “se está librando una guerra, donde las víctimas podemos ser todos a cualquier hora y en cualquier día en nuestras casas y con mayor peligro en las calles”.

Según las estadísticas oficiales de la Policía durante el mes de agosto hubo 370 homicidios, superando los 362 que se registraron en julio.

El Instituto de Medicina Legal, en un balance acumulado de los primeros siete meses, consignó 2.235 homicidios, de los cuales 241 eran mujeres.

“La tendencia global de las cifras es a aumentar. De seguir así vamos a tener nuevamente al final del año un mal récord en homicidios, y todo porque el gobierno sigue la teoría del ensayo para ver si resulta, y siempre fracasa”, declaró a la AFP.