AL y el Caribe pierden batalla contra pobreza

AL y el Caribe pierden batalla contra pobreza

PANAMA (EFE).- La mayoría de los países de América Latina y el Caribe no cumplirán la meta de reducir la pobreza extrema a la mitad para el año 2015, como se estableció en los objetivos de desarrollo del milenio de la ONU, advirtió ayer jueves la CEPAL.

El secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas, el argentino José Luis Machinea, dijo hoy en rueda de prensa que «la inequitativa distribución de la riqueza en la región, ha sido el principal obstáculo para lograr avances en esa materia».

Machinea, quien participa en la IV Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), señaló que en el transcurso de los últimos cinco años ha habido avances importantes en el cumplimiento de algunos de los ocho objetivos adoptados por la asamblea general de las Naciones Unidas en 2000 en la llamada Cumbre del Milenio.

«Se ha avanzado en el combate al hambre, en mejorar la equidad de género, en la educación, en incrementar el acceso a agua potable y en reducir la mortalidad infantil» en el continente, subrayó Machinea.

Sin embargo, indicó que la región continúa rezagada en el objetivo principal, que es la reducción de la pobreza a la mitad para el año 2015, «debido, principalmente, a la marcada inequidad en la distribución de la riqueza».

La pobreza extrema, explicó el funcionario, sigue siendo muy elevada en la mayoría de países de la región, en donde 222 millones de personas viven en condiciones de pobreza, y 96 millones, que representan el 18,6 por ciento de los latinoamericanos y caribeños, están en situación de indigencia.

Un estudio realizado por doce diferentes agencias de la ONU sobre el avance en el cumplimiento de estas metas en América Latina y el Caribe, que será presentado mañana, viernes, a los presidentes y jefes de Estado de la AEC, señala que sólo Chile ha cumplido el objetivo de reducir la pobreza a la mitad.

Según el documento, «hay posibilidades» de que Brasil, Costa Rica, México, Panamá y Paraguay logren el objetivo para el 2015, si continúan con las políticas impulsadas para ello, pero advirtió Machinea que no será posible que el resto de países lo logre debido a que «los avances han sido escasos o ha habido retrocesos».

Los países que más obstáculos presentan para alcanzar este objetivo son Guatemala, Nicaragua, Honduras, Paraguay y Surinam, debido a los graves problemas de inequidad.

«América Latina y el Caribe es la región menos equitativa del mundo», subraya el informe.

El único camino para alcanzar el objetivo de reducir la pobreza a la mitad en 2015, señaló la CEPAL, es alcanzar en la región un crecimiento económico sostenido anual del 2,9 por ciento por habitante, como promedio.

«Aunque -agregó- los países más pobres y que han progresado menos en los últimos catorce años requieren una tasa (de crecimiento) promedio anual del 4,4 por habitante».

Para lograrlo, dijo Machinea a EFE, «debe haber un gran esfuerzo en cada país, que incluya un pacto fiscal que asegure eficiencia en el uso de los recursos del Estado».

«Pero si no hay voluntad política de parte de los gobiernos y los sectores productivos de los países para incrementar la carga tributaria y el gasto social, será difícil avanzar», subrayó.

La CEPAL también criticó a los países ricos por incumplir su compromiso de contribuir a alcanzar las llamadas metas del milenio aportando a ayuda al desarrollo el 0,7 por ciento su Producto Interno Bruto, ya que ésta «apenas ha alcanzado el 0,25 por ciento».

También lamentó las barreras arancelarias que se han impuesto a los productos agrícolas de la región, «lo que impide el crecimiento de las exportaciones hacia los países más desarrollados».