Aguaceros causados por huracán Igor azotan Canadá

Aguaceros causados por huracán Igor azotan Canadá

Canadá (AP).- Lluvias torrenciales azotaron el martes el este de Canadá debido al huracán Igor y causaron inundaciones que aislaron comunidades, destruyeron caminos y dejaron atrapadas a miles de personas en sus casas en la región.

En el Pacífico, se formó el martes la tormenta tropical Georgette que se prevé alcanzará en las próximas horas la zona turística mexicana del estado de Baja California.

Los meteorólogos emitieron un aviso de advertencia de tormenta tropical y otro de alerta de huracán ante Igor para la costa de Terranova, en el litoral atlántico de Canadá. «Esta no es una inundación ordinaria a causa de un aguacero. Está teniendo secuelas importantes», dijo Chris Fogarty, del Centro Canadiense de Huracanes.

Diversas comunidades quedaron aisladas a causa de las inundaciones y en algunos casos se utilizan botes para rescatar a las personas de sus casas, dijo Dennis Shea, de la oficina de Servicios de Emergencia y Antincendios de Terranova.

Al menos tres localidades, Clarenville, Marystown y Terrenceville, declararon el estado de emergencia debido a la interrupción de los camino a causa de las inundaciones. Al momento, no hay informes sobre lesionados ni víctimas fatales a causa de Igor en Canadá. La tormenta tropical Georgette, en el Pacífico, tenía vientos sostenidos de casi 65 kph (40 mph) y según los pronósticos es posible que pierda fuerza el martes durante su desplazamiento por la península de Baja California, México.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, dijo que es posible que Georgette se disipe hacia horas del jueves. Georgette se ubicaba el martes por la mañana a unos 45 kilómetros (30 millas) al sur-sureste de Cabo San Lucas, México, y se desplazaba con dirección norte-noroeste a casi 15 kph (nueve mph).

Un aviso de advertencia de tormenta tropical fue emitido para Baja California. Antes de su llegada a Canadá, Igor causó interrupciones eléctricas, arrojó botes a las playas y derribó árboles en las Bermudas, además de provocar oleajes peligrosos en la costa atlántica de Estados Unidos. Igor no causó víctimas ni daños mayores en las Bermudas, un pequeño territorio británico, debido a que pasó el lunes por la noche a unos 65 kilómetros (40 millas) al oeste.

Mientras tanto, mar adentro en el Atlántico, la tormenta tropical Lisa se formó el martes por la madrugada, con vientos cercanos a 65 kph (40 mph). La tormenta se encontraba a unos 850 kilómetros (530 millas) al oeste-noroeste de las islas de Cabo Verde, frente a las costas de Africa. AP