Agripino dice hubo riesgo estallido

Agripino dice hubo riesgo estallido

Agripino Núñez Collado reveló anoche que el pasado domingo el país estuvo expuesto a una desobediencia civil con posibilidades de que corriera la sangre, debido a que grupos civiles armados pretendían desconocer los resultados de las elecciones y presionar la lentitud de las informaciones de la Junta Central Electoral (JCE), tras concluir el proceso de votación.

Núñez Collado dijo que la presencia de los observadores en la JCE y sus pronunciamientos hechos la noche del pasado domingo alertando sobre la situación, junto a la acción del presidente Hipólito Mejía de reconocer como ganador al candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), evitó que esos grupos civiles materializaron cualquier acción fraudulenta.

En el programa El Informe de Alicia Ortega que se difunde por Cadena de Noticias (CDN) canal 37, Núñez Collado dijo que desde las primeras horas de la tarde recibió llamadas de los observadores internacionales y del embajador de los Estados Unidos Hans Hertell, sobre los civiles armados en puntos de la capital y el interior del país.

Explicó que inicialmente ellos tenían la encomienda de presentarse al local de la JCE a las 10:00 de la noche pero que las circunstancias sobre actividades fraudulentas, motivaron que todos se presentaran próximo a las ocho de la noche al local del tribunal de elecciones antes de lo previsto.

Dijo que los hombres civiles armados se mantenían en tono amenazante en los alrededores de algunos colegios electorales y juntas, y se produjeron detenciones de personas, especialmente en Santiago y San Pedro de Macorís.

Dijo que las explicaciones que ofreció y fueron difundidas el pasado domingo en la JCE fue el producto de una reunión que había sostenido con los miembros de la Junta, los observadores y embajadores internacionales.

Indicó que había mucha presión y rumores que mantenían una situación preocupante, por lo que se tuvo que actuar en ese sentido para despejar dudas y acciones por parte de personas que al parecer no querían acatar la decisión del pueblo.

Núñez Collado, aunque dijo que pensó en lo ocurrido en el año 1978, sabía que la situación era diferente, debido que esa misma tarde había hablado con el secretario de las Fuerzas Armadas, teniente general José Miguel Soto Jiménez, y éste le había asegurado que la situación estaba totalmente controlada.

En su relato, dijo que fue la presidencia de la Junta, encabezada por el doctor Luis Arias quien le pidió a la comisión y observadores internacionales que se presentaran a la JCE para buscarle una solución al problema de parálisis que se presentaba en la afluencia de informaciones por parte de los colegios electorales, de Santiago y otros puntos de la capital.

Dijo que sin explicaciones el conteo de los votos se había paralizado y esa situación podría haber generado una desobediencia civil. «Estaba prácticamente paralizado el proceso, no estaban fluyendo las informaciones a la JCE de los resultados».

Núñez Collado calificó de valiente y decidida la acción del presidente Mejía de reconocer a tiempo la victoria del partido contrario, acción que lo enaltece y evitó situaciones que todos los dominicanos podrían haber lamentado.