Agrimensores reiteran archivos fueron destruidos

<P>Agrimensores reiteran archivos fueron destruidos</P>

La Asociación Dominicana de Agrimensores  reiteró ayer su denuncia sobre la destrucción de  documentos catastrales. La entidad dijo que la información  está contenida en un informe  publicado en la página web de la Suprema Corte de Justicia. En  el informe, del  2008, la doctora Marie-France Balasse dice que las hojas de mensuras de los agrimensores  fueron  eliminadas en  2004 por decisión de la Suprema Corte.

La Asociación Dominicana de Agrimensores (ASODAGRIM) reiteró su denuncia sobre la destrucción de  documentos catastrales.

Dijo que no se inventaron la información, ya que  está contenida en un informe especial que se encuentra publicado en la página web de la Suprema Corte de Justicia.

El presidente de asociación, Juan Manuel Sosa, explicó que en esta página se encuentra disponible un informe del  año 2008 de la doctora Marie-France Balasse, archivista consultora de la Suprema Corte, que destaca que las hojas de mensuras utilizadas por los agrimensores para hacer sus cálculos, fueron  eliminados en  2004 por decisión de la Suprema Corte. Este informe, llamado “Los archivos y la transparencia. Estudio de caso: los archivos de la Jurisdicción Inmobiliaria”, precisa que de las libretas de agrimensores, unas 6,390, utilizadas para anotar las medidas en el terreno, sólo se conservaría un muestreo para fines históricos y el resto sería eliminado.

Sosa destacó que este informe dice claramente que por decisión de la Suprema esos documentos iban a ser destruidos en  2004 y justamente los mismos no están en la salas de consultas de la Jurisdicción de Tierras. “En las libretas desaparecidas no escaneadas,  están las mediciones originales de todas las parcelas del país”, dijo Sosa.

ASODAGRIM denunció durante el Encuentro Económico del Hoy  que las informaciones originales   de todas las parcelas en  el  territorio nacional desde   1880 hasta el 2000 fueron eliminadas por quienes  administran la Jurisdicción Inmobiliaria. El director nacional de Registro de Títulos  consideró que se trata de una denuncia alegre y poco juiciosa, ya que los documentos están guardados.

No secretos

Asodagrim consideró que  si las autoridades de la Jurisdicción de Inmobiliaria  no han cumplido con la decisión de la Suprema de destruir las informaciones, deben  escanearlas y  ponerlas a disposición de los  agrimensores y del público en general, ya que uno de los principios básicos del Sistema Torrens es la publicidad, en materia inmobiliaria ninguna información es confidencial ni secreto de Estado.