Afirman Bush no cambiará política AL

Afirman Bush no cambiará política AL

WASHINGTON (AP).- La política del presidente George W. Bush hacia América Latina _ de promover la democracia, seguridad y libre comercio _ no variará este año ante el avance de movimientos izquierdistas, vaticinó un congresista republicano.

Un congresista demócrata, entretanto, llamó al gobierno de Bush a dialogar con la región en base a sus realidades y no en base a las tendencias ideológicas de sus gobiernos.

«Necesitamos continuar enviando un mensaje de protesta a Caracas y otros lugares donde ocurran abusos y amenazas a las libertades’’, opinó Dan Burton, presidente del subcomité de asuntos interamericanos de la Cámara de Representantes.

Para William Delahunt, principal miembro demócrata de ese subcomité, «lo que se requiere es un esfuerzo respetuoso para un diálogo basado en la realidad, no en ideología; debemos comprometernos más a oír que dar lecciones’’.

Las opiniones de ambos aparecen en una edición especial difundida el martes de Latin American Advisor, la publicación diaria en días de semana del Diálogo Interamericano, una organización privada de análisis regional en Washington.

Burton, uno de los más severos críticos del presidente venezolano Hugo Chávez y de políticos latinoamericanos de tendencia izquierdista, afirmó que el 2006 «no será un año inútil’’ para Estados Unidos en términos de su política regional.

«Habrá muchos retos para el equilibrio de nuestras metas comerciales y políticas de seguridad exterior en Latinoamérica y el Caribe’’, opinó. «La administración Bush, políticos y miembros del Congreso sabemos de la necesidad de contrarrestar el anti-estadounidismo y estamos trabajando ya en las raíces y fuentes de ese sentimiento’’.

Delahunt, quien logró un acuerdo con Chávez para distribuir en su distrito electoral en Massachusetts petróleo de calefacción subsidiado, dijo que la baja de popularidad del gobierno estadounidense en América Latina era «amplia y profunda’’.

Esa tendencia, agregó, continuará «hasta que la administración termine su obsesión con el presidente cubano Fidel Castro y reconozca que Hugo Chávez, Evo Morales y otros como ellos son síntoma y no causa de otros problemas más graves en América Latina’’.

Indicó que Estados Unidos no puede «insistir en el libre comercio como panacea’’ porque contradice la percepción popular de que las recetas de Washington «han fracasado en reducir la pobreza e injusticia’’.

Además del reciente triunfo presidencial de Morales en Bolivia, existe la posibilidad de victoria este año de izquierdistas en Perú, Chile y México.