Afirma puede levantarse acusación drogas

Afirma puede levantarse acusación drogas

POR TANIA HIDALGO
El doctor Félix Damián Olivares dijo ayer que el Ministerio Público puede, si posee las pruebas, reintroducir el expediente contra dos hombres supuestamente apresados con drogas y puestos en libertad porque fueron golpeados por agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), a fin de que el caso no se caiga en la justicia.

Asimismo, Olivares también dijo que la Fiscalía puede solicitar nuevamente la imposición de medidas de coerción contra ambos imputados.

Sostuvo que también procede abrir otro proceso judicial en contra de los agentes que golpearon a los dos presuntos traficantes de estupefacientes.

La jueza del Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Clara Luz Almonte, dispuso la libertad de José Delio Liranzo Francisco y Juan de Jesús Soto, tras argumentar que el artículo 95 del Código Procesal Penal establece que los imputados deben recibir un trato digno, lo no ocurrió con ambos, ya fueron golpeados. 

No obstante, Olivares consideró necesario establecer si los golpes  les fueron propinados para obtener la alegada evidencia, porque así el caso sí debe ser desestimado porque no podría ser juzgado, ya que las pruebas no se obtuvieron  lícitamente.

Olivares aclaró que se puede usar la fuerza para someter a la persona a la obediencia, pero que una vez que esto ocurra no se debe incurrir en torturas, con miras a facilitar la investigación.

DNCD DICE ES CASO AISLADO

De su lado, Bueno Torres, vocero de la DNCD, dijo que iniciarán una investigación para determinar cuáles fueron los agentes que participaron en el arresto y establecer responsabilidades.

“Nosotros respetamos los derechos humanos. Ese es un caso aislado. Pero debo decirte que para requisar a una persona en una cañada, o en callejón en busca de drogas, hay que, a veces, forcejear, porque los delincuentes se tornan renuentes y agresivos. Entonces, tenemos que defendernos y finalmente nosotros aparecemos como los que agredimos”, explicó el vocero de la DNCD.

Sostuvo que si los delincuentes saben que si alegan que fueron agredidos y presentan un certificado médico, “que se consigue en cualquier parte”, entonces podrán obtener la libertad.

Dijo que aunque apoya el Código Procesal Penal, entiende que tiene algunas cuestiones que no se ajustan a la realidad del país, en cuanto al aspecto droga.

“Ya se está convirtiendo en una práctica común que cuando los delincuentes son descubiertos se tornan violentos para que los agentes los sometan a la obediencia y luego decir que fueron golpeados y maltratados”, advirtió.