Afirma política ha dañado sector energético nacional

Afirma política ha dañado sector energético nacional

Santiago.- Un experto en asuntos energéticos consideró que un gran obstáculo para este sector en los últimos años lo constituye el alto nivel de “politización” desarrollado en el interior de la industria eléctrica estatal, el cual entiende que sumado al problema histórico del cobro de energía y de las tarifas aplicadas ha generado una situación más complicada.

El ingeniero Ramón Flores explicó que antes de las reformas de las grandes empresas del Estado, la Compañía Dominicana de Electricidad (CDE), tenía un manejo más técnico y no politizado como dijo se está desarrollando ahora.

Al participar en el seminario “Aspectos Relevantes de la Economía Dominicana y sus Pronósticos para el 2010”, auspiciado por la Cámara de Comercio y Producción de Santiago”, Flores censuró el problema de la debilidad institucional que se da a nivel nacional.

En el acto celebrado en el Hotel Gran Almirante, ofreció las palabras de bienvenida el presidente de la Cámara, Oliverio Espaillat, quien ponderó el encuentro y la participación de empresarios de las provincias de la región y Santo Domingo.

El ingeniero Ramón Flores entiende que el Estado dominicano debe darle un sentido de empresa pública a la Compañía Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), que sostiene se ha perdido, y luego cobrar la energía haciendo los ajustes de tarifa que manda la ley.

“Hay mecanismos de ajustes de tarifa que no se ha estado haciendo, y la ley define como se aplica  el mecanismo legal para fijar tarifas con la regularidad que la ley establece”, señaló.

Al referirse a la tragedia de Haití y las implicaciones para la República Dominicana, Ramón Flores expresó que por cuestiones de infraestructuras físicas, institucional y humana, gran parte de la logística se dirigirá desde aquí.

Asimismo, dijo que se espera que muchas empresas y técnicos dominicanos participen en los contratos, así como muchos de los insumos también se adquieran del territorio nacional.

“La reconstrucción física masiva que tendrá implicaciones económicas y financieras muy grande para los haitianos y dominicanos, pero la tarea grande es la refundación del Estado haitiano”, manifestó.

En el seminario expusieron los economistas Isidoro Santana, sobre la evolución y perspectivas de la economía local, y Eduardo García Michell, con relación a la evolución y perspectivas de la economía internacional.

Santana dijo que el país logró superar la crisis internacional, y que la economía dominicana no decreció como ocurrió con muchos países del mundo, sino que tuvo un crecimiento, que según las autoridades fue bastante grande al final de año.

Sostuvo que la mayor parte de las actividades de la producción real disminuyeron, pero que eso fue neutralizado por el crecimiento registrado en las actividades de servicios que aumentaron y compensaron esa caída.

Santana también destacó que el año pasado no aumentó el desempleo, aunque dijo que es preocupante  que todo el nuevo empleo de la economía vaya al sector informal porque las ramas formales de la producción no lo están absorbiendo.

En tanto que Eduardo García manifestó el 2009 estuvo al borde de una depresión económica con un sistema financiero en riesgo de desarticulación, caídas fuertes en los mercados de valores, hipotecario y de la construcción, el desplome en los indicadores de empleo, la disminución de los comodities y la recesión en la mayor parte de los países.

No obstante, explicó que las iniciativas para la recuperación, que han evitado la depresión, han dejado al sistema económico con elevados déficit fiscales, alto endeudamiento público, un sistema financiero en proceso de reformas y abundante liquidez, producto de la expansión de los balances de la banca central.