Afirma empeora sector eléctrico

Afirma empeora sector eléctrico

POR SOILA PANIAGUA
El secretario técnico de la Presidencia, Temístocles Montás, dijo ayer que actualmente en el sector eléctrico hay una situación peor que la que existía antes de la privatización. Montás también dijo que este año  el gobierno tendrá que subsidiar con unos US$450 millones al sector eléctrico.

Adelantó que se nombraron administradores internacionales las dos empresas estatales, para mejorar los cobros, porque el próximo año el gobierno no podrá dar más de US$300 millones en subsidio a ese sector.

El funcionario aludió a las Empresas Distribuidoras de Electricidad del Norte y del Sur, Edenorte y Edesur, que eran del sector privado y luego fueron adquiridas por el Estado en la pasada administración.

Explicó que el subsidio al sector eléctrico representa cerca del 40% de lo que manejan las empresas distribuidoras de electricidad.

“Tenemos una situación mucho peor a la que existía en el sector antes de que se hiciera la reforma, lo que da la tónica de lo que implicó los cuatro años anteriores en el sector eléctrico”, manifestó.

En cuanto al sector energético, el programa con el FMI no marchó en la forma en que se esperaba, dijo.

Expresó que para este año se proyectaban entregar unos US$350 millones en subsidios al sector “y vamos a tener que disponer, casi con toda seguridad, de unos US$100 millones adicionales”.

Montás respondió preguntas de periodistas, tras la presentación de la carta de intención que llevará el país en la próxima reunión del Fondo Monetario Internacional, el 17 de este mes, correspondiente a la primera y segunda revisión del acuerdo Stand-by con ese organismo financiero.

“Con el FMI y con el Banco Mundial, de cara a esta revisión, lo que hemos acordado, inclusive como una acción previa es entregar el manejo de EDENORTE a un grupo de administradores internacionales que fueron contratados y que ya están trabajado en el manejo de esa empresa”, explicó.

Mientras que en el caso de EDESUR acordó contratar también dos expertos internacionales que junto al actual administrador de esa empresa tendrán la responsabilidad de trabajar para buscar aumentar las recaudaciones.