Acusan China de matar cientos
personas protestaban en Tibet

<P>Acusan China de matar cientos<BR>personas protestaban en Tibet</P>

PEKÍN. AFP. China se defendió ayer de quienes le acusan de haber reprimido violentamente las protestas en Tíbet, mientras el parlamento tibetano en el exilio le acusó de haber matado a cientos de personas, a cinco meses de los Juegos Olímpicos.

El presidente de la región autónoma de Tíbet, Qiangba Puncog, responsabilizó de la violencia de los últimos días a «manifestantes tibetanos» quienes, según él, mataron a «13 civiles inocentes» en Lhasa, capital de Tíbet.

Sin embargo, el gobernador no hizo ninguna referencia a las personas que podrían haber muerto a manos de la policía y ejército, como afirman los grupos pro-tibetanos.

Por su parte, el primer ministro tibetano en el exilio, Samdhong Rinpoche, dijo el lunes en Dharamsala, al norte de India, a la prensa que unas 100 personas habrían muerto en los disturbios en Tíbet, mientras el Parlamento en el exilio en esta misma ciudad se refirió en comunicado a la probabilidad de que hubiera centenares de muertos.

«Es muy difícil precisar el número de muertos, pero pienso que se acerca a 100», dijo Rinpoche.

Puncog explicó que el ejército sólo intervino después de las protestas, provocadas, según Pekín, por los «partidarios» del Dalai Lama, líder de los budistas tibetanos exiliado desde hace 49 años en India. El responsable de Pekín explicó que los policías no efectuaron ni un solo disparo apuntando a las personas, tan sólo tiros al aire para dispersarlas. Sin embargo, los testimonios recogidos por la AFP entre residentes y turistas afirman que sí hubo tiroteos entre el viernes y el domingo.