Acusa Bush de complot asesinarlo

Acusa Bush de complot asesinarlo

LA HABANA,  (AFP) – El convaleciente líder cubano Fidel Castro acusó al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, de haber «ordenado» su asesinato, en un artículo publicado ayer, poco después de que la CIA anunciara que desclasificará un archivo con sus operaciones secretas.

 «Realmente es un misterio señalar los responsables de los cientos de atentados contra mi vida. Todas las formas directas o indirectas para causar mi muerte fueron utilizadas», dijo Castro, quien ha sobrevivido a diez inquilinos en la Casa Blanca en 48 años en el poder.

 En un editorial publicado en el diario Granma, el gobernante, que dice haberse librado por el azar o la acción de sus servicios de seguridad de unos 640 planes de asesinato, señaló a varias administraciones estadounidenses, pero exoneró al ex presidente Jimmy Carter (1977-1981).  Según Granma, los documentos desclasificados por la CIA que serán revelados esta semana confirmarán que «por órdenes de la Casa Blanca, la Agencia Central de Inteligencia intentó asesinar» a Castro. «Lo que ya se presumía y denunciaba será corroborado», afirmó.  La CIA informó la semana pasada que decidió desclasificar la mayor parte de un extenso archivo de 1973 conocido como «las joyas de la familia», que detalla algunas de sus operaciones más notorias de la agencia.  Complots de asesinato, experimentación con seres humanos, escuchas telefónicas ilegales y vigilancia de periodistas desde los años cincuenta hasta los setenta están entre las actividades documentadas en el archivo de 693 páginas.

 Castro, que en agosto cumplirá 81 años y convalece desde hace 11 meses de una severa crisis de salud que lo mantiene alejado del poder, dijo haber denunciado las intenciones de Bush el 5 de agosto de 2000 en un discurso en la occidental ciudad de Pinar del Río.

 «El tema de la denuncia con relación a su plan de asesinarme viene desde antes de que le arrebatara la victoria mediante fraude al otro candidato», dijo al afirmar que con ello Bush buscó el apoyo de «la famosa mafia cubanoamericana» en Miami para ganar las elecciones de noviembre de 2000.

 En su texto, Castro apuntó que está «seguro de que Carter, por sus convicciones éticas de raíz religiosa, jamás habría dado la orden» de matarlo, y estimó que fue «el único presidente de Estados Unidos que tuvo un gesto amistoso con Cuba», como la creación de la Oficina de Intereses en 1977.  Aunque dijo que no le consta que el ex presidente Bill Clinton autorizara su muerte, señaló que durante su gobierno (1993-2001) se registraron atentados contra hoteles en Cuba y un fallido plan de asesinato en la Isla Margarita (Venezuela), de cuya autoría acusó al anticastrista Luis Posada Carriles.  Según Castro, su nueva reflexión es un «argumento más» de su manifiesto titulado «No tendrán jamás a Cuba», publicado hace una semana, y en el que anunció que la isla seguirá fabricando y comprando armas para defenderse de un ataque o invasión de EU.  La Unión de Jóvenes Comunistas emitió una declaración en la que apoyan el manifiesto de Castro, quien  les respondió con un mensaje en el que les advierte que de los jóvenes depende la supervivencia de la revolución.