Acuerdos de Madrid no pueden modificarse de manera unilateral

<P>Acuerdos de Madrid no pueden modificarse de manera unilateral</P>

El vicepresidente ejecutivo de la Corporación  de Empresas Eléctricas Estatales,  Celso Marranzini, advirtió ayer que los contratos del Acuerdo de Madrid no pueden modificarse unilateralmente porque si se hace  acarrearía consecuencias legales costosas para el país y pondría en entredicho la seguridad jurídica. Su opinión es en reacción a la afirmación del presidente Leonel Fernández en su discurso del domingo, de que si el Gobierno del Partido Revolucionario Dominicano  no hubiese firmado el Acuerdo de Madrid no se habría estancado la inversión privada en las áreas de generación y distribución eléctrica del país.  Solamente mediante acuerdos entre las partes (entre generadores y el Estado) podrían modificarse esos contratos, dijo Marranzini.

El vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) Celso Marranzini, advirtió ayer que los contratos del Acuerdo de Madrid no pueden modificarse unilateralmente porque si se hace  acarrearía consecuencias legales costosas para el país y pondría en entredicho la seguridad jurídica.

Su opinión es en reacción a la afirmación del presidente Leonel Fernández en su discurso del domingo, de que si el Gobierno del Partido Revolucionario Dominicano  no hubiese firmado el Acuerdo de Madrid no se habría estancado la inversión privada en las áreas de generación y distribución eléctrica del país.

Solamente mediante acuerdos entre las partes (entre generadores y el Estado) podrían modificarse esos contratos, dijo Marranzini. “De lo contrario, habría que esperar el vencimiento de esos  convenios”.

La mayoría de ellos  están pactados hasta el 2016 y entonces sí sería posible producir un cambio que no implique arbitrajes internacionales, añadió.

Como  no es posible cambiar los contratos unilateralmente, la CDEEE ha apelado a la opción de alcanzar entendimientos con generadores para obtener mejores precios en el suministro de energía, dijo.

“El año pasado llegamos a un acuerdo con  la generadora EGE-Haina que significó un ahorro de US$24 millones” para el Estado, señaló Marranzini.

En su opinión, la  mejor forma de reducir el impacto de de los contratos del  Acuerdo de Madrid es contratando nueva energía.

“La parte que pesa de esos contratos es que mientras mayor es el costo de combustible el factor indexador sobre los mismos es muy negativo para el sector”, sostuvo Marranzini, quien  respondió preguntas del periódico HOY desde Madrid, España.

Opinión de Isa Conde.     El empresario Antonio Isa Conde consideró que existe la posibilidad de que  los generadores de energía acepten voluntariamente renegociar los contratos del Acuerdo de Madrid,  si se crea un pacto  eléctrico que involucre todas las fuerzas políticas y sociales del país.

En ese  pacto habría que garantizarle a los generadores que en el futuro no tendrán problemas financieros en su negocio de energía con el Estado, dijo.

 También habría que convencer a los generadores de que ese pacto sería  una iniciativa que realmente va a traducirse en una mejoría sostenible del sistema eléctrico nacional, sostuvo Isa Conde al ser consultado por este diario.

Dijo que de esa manera habría la posibilidad de que los generadores involucrados en el Acuerdo de Madrid, se  sacrifiquen y permitan voluntariamente negociar esos contratos.

En otro orden, Isa Conde defendió el proceso de capitalización del sector eléctrico y dijo que si no dio los resultados esperados es porque el mismo fue  contaminado por la politiquería y el cortoplacismo.

Isa Conde  presidió  la Comisión para la Reforma de la Empresa Pública, entidad que encabezó el proceso de capitalización del sistema eléctrico  1996-1999.

“El gran problema que tuvo la reforma de la empresa pública, y principalmente el sector eléctrico, es que fue contaminado por la politiquería y el cortoplacismo”, dijo Isa Conde, en alusión a las críticas que algunos sectores le hacen al citado proceso.

Añadió que capitalizar el sector eléctrico era una necesidad y no una elección. Para ello se necesitaban  recursos y se  obtuvieron “y el proceso fue exitoso hasta que comenzó de nuevo la politiquería a incidir y se deformó la reforma, siendo el Acuerdo de Madrid  uno de los factores más negativos al respecto, dijo.

Negociar

Marranzini dijo que la CDEEE está siempre  dispuesta a negociar para buscar mejores precios de la energía y abaratar así los altos costos de la electricidad que adquieren las distribuidoras.

En España

Marranzini  está en Madrid, España,  explorando una oportunidad de inversión en generación de energía renovable que podría ser ventajosa para el país.