Acuerdo del G8 sobre el clima “está cerca”

Acuerdo del G8 sobre el clima “está cerca”

POR JAMES BLITZ Y ALAN BEATTIE
En Londres

Parece que el Grupo de Ocho países industriales se acerca de un acuerdo global para limitar el cambio climático, lo que evitaría un cisma entre Estados Unidos y Francia sobre el calentamiento global e intensificaría las presiones sobre China e India para que controlen las emisiones de gas de invernadero.

Mientras los líderes del G8 se preparan para reunirse en Gleaneagles, Escocia, para una cumbre centrada en África y el calentamiento global, un iniciativa importantes parece estar en perspectiva.

Aunque el presidente George W. Bush no se adheriría al protocolo de Kioto de limitar las emisiones de gas de invernadero, EEUU y Francia pudieron acordar un borrador del comunicado sobre el tema en una reunión en Londres de los “sherpas” del G8 -los diplomáticos que preparan el terreno para la cumbre.

Diplomáticos de varios países del G8 alertaron anoche contra la suposición de que el comunicado estuviera concluido, insistiendo que tiene que ser aprobado por los jefes de gobierno en los próximos días. “No hemos llegado ahí y las discusiones continúan”, dijo uno de ellos anoche.

Sin embargo, dijeron que EEUU parecía estar contento con firmar un borrador del comunicado al reconocer que hubo consenso entre los científicos de que el cambio climático se está produciendo realmente. “La idea está en el texto, que sabemos ahora lo suficiente para retardar el cambio climático, para detenerlo, y para revertirlo”, dijo un diplomático británico.

El borrador acordado durante el fin de semana contiene dos referencias explícitas al tratado de Kioto, como solicitó Francia. “Deja claro que es el empleo de la energía de los combustibles fósiles lo que contribuye al gas de invernadero”, dijo un alto diplomático.

Entretanto, otros diplomáticos dijeron que el borrador también ayuda a EEUU a asumir la necesidad de limitar las emisiones de dióxido de carbono no solo con el fin de aliviar a combatir el cambio climático, sino también para preservar la seguridad energética.

Tony Blair, quien ostenta la presidencia del G8, tiene interés en conseguir este acuerdo general sobre el cambio climático que permita presentar un plan de acción que estimule a China, India y otras grandes economías a reducir las emisiones de gas de invernadero.

“Lo que queremos hacer es ayudar a EEUU y otras naciones del G8 a facilitarle nuevas tecnologías a estos países que les ayuden a reducir las emisiones y a mantener sus reservas de energía”, dijo un funcionario del gobierno británico. “Este es el objetivo del comunicado”.

Cambio climático aparte, el otro punto central de la cumbre de esta semana es fijar la necesidad de combatir la pobreza en África. El G8 se dispone a anunciar planes para duplicar la ayuda al desarrollo a África en 2010 y una serie de iniciativas para mejorar la gobernabilidad y transparencia en los estados africanos. Sin embargo, los militantes a favor de la ayuda alertaron con asumir la ayuda que emane de la reunión de funcionarios del G8 ayer por su valor nominal.

“Después de los maravillosos conciertos `Live-8`de ayer hay un incentivo por parte de Downing Street #10 y hasta Bob Geldof de presentar esto como un acuerdo enorme”, dijo ayer Max Lawson, asesor político de Oxfam, que tiene fuertes vínculos con el gobierno del Reino Unido.

“Es un paso adelante, pero la gente estaba esperando algo extraordinario, y esto no lo es”. El señor Lawson reiteró que la llamada “duplicación de la ayuda” incluye suposiciones altamente optimistas de que las promesas de EEUU se financiarán en su totalidad por el Congreso, así como las promesas de ayuda doble que ya ha hecho la UE.