Activan celulares sin establecer procedencia

Activan celulares sin establecer procedencia

POR GERMAN MARTE
La activación de teléfonos inalámbricos sin establecer su procedencia es cada vez más fácil y frecuente, a pesar de disposiciones legales que prohíben esa práctica.

El servicio es rápido y eficiente. Y el precio para activar un celular, robado o no, oscila entre RD$200 y RD$700, dependiendo del modelo, el precio del aparato y el lugar donde opera el negocio.

En algunos negocios de Los Mina la activación de cualquier celular, robado o no, cuesta RD$450, esto incluye una tarjeta de RD$200, sin importar la empresa a la cual se conecte el aparato. En San Carlos cobran RD$250 por la activación.

En otros casos el servicio se oferta de manera gratuita y sólo ponen como condición la compra de una tarjeta de la compañía por la cual se va a activar el aparato.

Personas consultadas dijeron que han mandado a activar celulares que han sido robados y que sólo les han exigido una copia de la cédula de identidad de la persona a nombre de la cual se va a activar.

«A ellos no les importa si el celular es robado; tú vas y les dice que te lo activen y les pagas. Y en menos de tres horas ya está activado a tu nombre», explicó una joven que compró un aparato casi nuevo a uno de los «pasoleros tumba celulares» de varios que hay por su casa.

En el 2002 el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) emitió la resolución 92-02 que prohibía la activación de celulares que estuvieran reportados como robados.

Desde entonces y hasta el 13 de julio de este año, se han reportado 116,824 celulares robados, de los cuales sólo se han recuperado 34,565. Estas estadísticas revelan que en el país se reportan 194 robos de celulares cada día.

Entretanto, algunos dealers y dueños de negocios de activación de móviles explicaron que a ellos no les importa si el celular es robado o no, porque lo de ellos es la activación, «y si yo no lo hago lo hace otro, y se me cae el negocio».

Según los datos del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) en el país hay alrededor de dos millones de usuarios de teléfonos inalámbricos.

De acuerdo con el presidente del INDOTEL ese organismo ha cerrado muchos negocios que han sido sorprendidos activando celulares reportados como robados.

Empero, el funcionario reconoció que la tecnología ha cambiado y que ya quienes se dedican a la activación de teléfonos inalámbricos han descubierto una manera de cambiarle el número de serie al aparato con lo cual es fácil activarlo.

«Entonces aunque tú reportes tu celular por número de serie se hace difícil rastrearlo», adujo Jorge Mera.

Indicó que en una primera fase, las autoridades no pudieron prever que la tecnología avanzara de tal manera que le permitiría a los delincuentes burlar la seguridad y activar los celulares con sólo cambiarle el número de serie.

Recomendó a los propietarios de celulares tener el debido cuidado para evitar ser víctima de un robo del aparato.

Dado que han logrado burlar los dispositivos de seguridad dispuestos por el INDOTEL, añadió el funcionario, procederán a aplicar la segunda fase del proyecto que persigue eliminar la actividad delictiva

Vielka Guzmán, relacionista de Tricom; Andrés Ferreiras, de Orange  e Ingrid Modeste, de Verizon, explicaron por separado que sus empresas cumplen con la resolución del INDOTEL y no activan celulares que hayan sido reportados como robados.

En el caso de Tricom, tan pronto el cliente reporta que ha perdido su celular automáticamente se genera una orden de suspensión del servicio y ahí mismo se inserta la serie en la base de datos de INDOTEL para que no puedan activarlo, al menos con la misma serie, explicó Guzmán.

Dijo que a las empresas telefónicas no les interesa, ni les conviene involucrarse en la activación de equipos robados.

Pero la mayoría de los dealers posee softwares que les permiten crear nuevas series y registrar aparatos robados a nombre de otras personas sin ninguna dificultad.

Definitivamente, la situación escapa al control de las telefónicas, dicen sus representantes, pero el negocio de los dealers y de cientos de pequeños negocios es precisamente la activación de celulares.