Acrobacia taiwanesa, reflejo
de costumbres e identidad

Acrobacia taiwanesa, reflejo<BR>de costumbres e identidad

POR HELEN JÁQUEZ
“Uno conoce los principios de una persona al verla bailar”. Esta es una de las frases célebres   del filósofo chino Confucio,  creador del confucianismo y una de las figuras más influyentes de la historia china.

El ser humano, no importando nacionalidad, raza o religión desde siempre ha expresado todo su sentir por medio de las artes, ya sea las artes plásticas, la literatura, el teatro, la música o la danza. 

Estas dos últimas son de manera especial, liberadoras de energías y de sentimientos; en la que ambas se unen para hacerse sentir como una sola; y en la que el lenguaje corporal puede llegar a impactar en el comportamiento de toda una sociedad. La danza china cubre una materia muy amplia y profunda. Para sus bailarines, la pureza y claridad  anima a la elevación del cuerpo y alma, poniendo un especial énfasis en los gestos corporales y sus connotaciones.

En esta particular forma de arte, según los sociólogos, se reflejan los valores sociales que identifican a un pueblo. Por lo que en una ocasión Confucio expresó que, “No hay nada más efectivo que la música para mejorar los hábitos y costumbres existentes”.

El pasado martes 25 de este mes, se presentó en una única  función en el Auditorio Enriquillo Sánchez de la Secretaría de Cultura el Grupo Acrobático del Colegio Nacional de Artes Teatrales de Taiwán, el cual exhibió  un despliegue de talento, flexibilidad y tradición, en el que todo el presente puedo disfrutar por casi dos horas los bailes que se remontan a 5.000 años de la  historia.

Este grupo de danza folklórica plasmó, por medio de la conjugación de las destrezas teatrales, musical y la danza taiwanesa el carácter moral, sabiduría, confianza y piedad filial de dicha nación, bajo la coordinación de la subdirectora de la Comisión para los Asuntos de  Chinos de Ultramar, CHEN Jin – Fen.

Además de servir como una muestra de la cultura taiwanesa, la presencia del Grupo Acrobático del Colegio Nacional de Artes Teatrales de Taiwán en el país, tuvo como objetivo la conmemoración del 96 aniversario de la fundación de la República de China (Taiwán).

Conformado por un elenco de 20 jóvenes talentosos, se robó los aplausos y el agrado de todos los que pudieron disfrutar de un  espectáculo que  contó con 12 actos, titulados: El círculo de la vida, Vida feliz, Tabla mecedora, Melodía en las manos, Comedía mágica, Fénix jugando con las flores, Contorsiones, La danza de los valientes, Flores, agua y yo-yo de bambú, Danza en las nubes y Paraíso de la acrobacia.

El grupo, que visitó Guatemala y Belice antes de llegar a Santo Domingo, continuará su gira de presentaciones por Panamá, El Salvador, Brasil, Paraguay, Perú y México.

Historia del grupo

Para promover las artes folklóricas, la Academia de Opera Fu Hsing creó el Grupo Acrobático el 1 de julio de 1990.

En 1999, la Academia fue fusionada con la Academia Nacional de Artes Kuo Kuang para crear el Colegio Nacional de Artes Teatrales de Taiwán.

La misión de grupo, que está compuesto por 40 acróbatas permanentes, es la de divulgar y mejorar la cultura y las artes folklóricas chinas.

El primer director del grupo fue el maestro Lee Tang-hua y Cheng Romshing fue el segundo hasta que asumió la dirección de la Academia Fu Hsing en marzo 1998.

En la actualidad, el grupo está dirigido por la maestra Liang Yueh-ying.