Acentos marinos

Acentos marinos

POR MIRFAK ROWLAND
En verano, la decoración se ve sujeta a cambios radicales que armonicen con la temperatura y que den un toque de calidez y frescura a los ambientes.

Los elementos marinos son ideales para decorar en esta temporada, debido a que el mar y el verano van de la mano, además de que la belleza tropical proporciona un aire de desenfado y de holgura en el hogar, cualidades necesarias para sentirse a gusto en esta época calurosa.

Los caracoles son la máxima representación de la belleza marina. Sus diversas formas y colores los hacen ser atractivos y muy singulares, y sus múltiples usos datan de épocas remotas.

Estos moluscos han tenido por siglos una estrecha relación con el hombre, pues han servido de materia prima para la elaboración de un sinnúmero de artículos como botones, bolsas, mangos de cuchillos, ganchos para pesca, tazas, trompetas, peine y, en la actualidad son parte de la amplia industria de la joyería.

Igualmente, las culturas maya, azteca y tolteca insertaron en sus manifestaciones artísticas el uso de los caracoles, elaborando con éstos diversos collares ceremoniales, aretes y pendientes, además de que también fueron usados en la construcción y decoración de sus templos.

Lo cierto es que los caracoles permanecen inalterables con el paso de los años y su utilidad cada día se abre a innumerables opciones y creaciones.

Algunas personas optan por usarlos para decorar su baño. Otras, sin embargo, los utilizan para decorar peceras y estanques. Mientras que hay quienes son más abiertos a la creatividad y adornan con los mismos portarretratos, marcos de espejos, cofres, botellas y floreros que impregnan de aires marinos los espacios.

Pero quienes desean decorar sin tener que hacer mucho esfuerzo, tienen la opción de adquirir estos artículos elaborados por artesanos criollos que ponen sus ideas al servicio de aquellas personas aficionadas a la artesanía dominicana.

Estos artesanos utilizan caracoles de playas locales para crear un sinfín de artículos que pueden ser adquiridos en diversas tiendas de la Zona Colonial y costeras del país.

Los objetos pueden ser obtenidos a precios módicos, y sus usos van desde la pura y simple decoración (como es el caso de las botellas) hasta un uso más funcional (espejos, portarretratos, cofres y demás).

Entonces, anímese a cambiar el ajuar del hogar y adáptelo a las tendencias veraniegas, y aunque sabemos que es una temporada corta, el poco tiempo que dure le permitirá innovar y crear un ambiente cálido y diferente.