A obrero lo  degollaron; no  lo mordieron  perros

A obrero lo  degollaron; no  lo mordieron  perros

La fiscalía de la provincia de Santo Domingo y el Instituto de Patología Forense revelaron ayer  que el obrero Lorenzo Fortunato, quien se creía  que había  sido mordido por dos perros Pitbull,  fue degollado con 46 heridas de armas blancas, de acuerdo con los resultados de la necropsia.

 El hecho cambia la investigación. El examen anatómico realizado al cadáver lo dieron a conocer  el fiscal Perfecto Acosta y los doctores Sergio Sarita Valdez y Santo Jiménez, encargados de  Patología Forense.

Indicaron que los resultados de la necropsia  cambia la investigación y  convierten en un homicidio el fallecimiento del hombre encontrado muerto en la comunidad de Los Morenos, en Punta, Villa Mella.

El doctor  Valdez dijo que el cadáver presentaba heridas en el cuello, la cara, el muslo, el hemitorax y  antebrazo, lo que causó un shock hemorrágico.

La clave

Bajo sospecha

Las autoridades no  han establecido el móvil del crimen de Fortunato, de 48 años, pero el fiscal Acosta informó que investigan  a cinco personas, entre las que figuran  el propietario  de la finca donde estaban los caninos que se pensaba que lo habían matado a mordidas, Kelvin Rafael Espejo, y el capataz, Nelson Nolasco.