TELESCOPIO

TELESCOPIO

Cumbre Trump-Kim.- La cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, en Singapur ha desatado reacciones a nivel mundial y ha generado expectativas sobre la tensión en la península coreana. Dado el carácter de Trump y el hermetismo de Norcorea, la comunidad internacional mantuvo los nervios de punta sobre el desenlace de la cita. Para bien del mundo, hoy las Naciones Unidas, los líderes de la Unión Europea, Corea del Sur, Rusia, China, mandatarios de Latinoamérica y otras regiones acogen con beneplácito el apretón de manos Trump-Kim y anhelan que se concreten los puntos tratados.

¿Y cuáles son esos temas?.-Un punto central de Trump y Kim fue la desnuclearización de la península, es decir, que los norcoreanos desistan de las pruebas nucleares. Otro tema fue la suspensión de los ejercicios militares de las fuerzas estadounidenses emplazadas en la zona y tropas de Corea del Sur. Los norcoreanos siempre han temido que en cualquier ocasión esas prácticas se conviertan en una verdadera guerra, y todo regrese a los años 50.

Países hermanos.- Entre fotos y discusiones, Trump resaltó haber creado un “vínculo especial” con Kim. Y se comprometió a garantizar la seguridad en la zona. Ya en entregas anteriores hemos resaltados que las Coreas –el Norte y el Sur- son dos hermanos siameses fruto de las ocupaciones que hicieron tras la Segunda Guerra Mundial la entonces Unión Soviéticas y Estados Unidos. Norcorea tiene 120 mil kilómetros cuadrados y 25 millones de habitantes. Tiene un régimen socialista. Corea del Sur tiene 98,480 kilómetros cuadrados y 51 millones de habitantes. Es una potencia comercial. Ambos “hermanos” han tenido varios intentos fallidos de reconciliación, y se mantienen apuntándose. Ojalá Trump y Kim bajan tensión a la región. (Perdonen mi ausencia. Estaré de vacaciones).