“Vivan los 80’s” conecta con reacciones del público que aplaude calidad

“Vivan los 80’s” conecta con reacciones del público que aplaude calidad

POR REYES GUZMÁN
La música de los 80 es considerada como imposible de superar, la de mejor lírica, buenos arreglos musicales, interpretaciones de primera y de envidiable proyección. Hay quienes basan sus tesis afirmando que ha sido la mejor época, porque el conjunto de artistas se encargó en todo el mundo de dar lo mejor para satisfacer las exigencias del público.

Amaury Sánchez presentó el viernes y sábado en el Teatro Nacional “Vivan los 80´s”,  producción de la mejor selección que de inicio a fin arrancó aplausos, motivó a la gente a llevar el ritmo desde sus asientos y sirvió para que se expresaran elogios  a los cantantes y a los músicos. “República Dominicana es de talentos”, fue la afirmación de un señor que no ocultaba su emoción.

El productor y director supo ambientar el espectáculo y sacó lo máximo para los que pagaron RD$1.000 en platea y los que a un precio inferior estaban en balcón, disfrutaran de un programa que incluyó variedad de temas. El merengue tuvo su temporada en los 80 y también formó parte de la selección.

Una banda musical con los más cotizados, un coro de primera, apropiado rejuego de luces y sonido de calidad, fueron la alfombra para que Héctor Aníbal, Carolina Rivas, Daniel Cruz, Eddy Manuel,  Leonor García, Miriam Cruz, Stephanie Fatule, Claudia Sierra, Máximo Martínez, Frank Ceara, Joseguillermo y Ana Félix, se lucieran en sus interpretaciones.

Chispitas

 Los más aplaudidos fueron Claudia Sierra, Máximo Martínez, Frank Ceara, Stephanie Fatule y Carolina Rivas.

 Los ‘medleys’ de merengue y la participación de Zoila Luna merecieron positivos comentarios. Sergio Carlo en pantalla como presentador en cabina de radio, fue un elemento de impacto en la producción. Gusto e hizo reír.

 La coreografía estuvo a cargo de Isadora Bruno y la escenografía de Fidel López.

 Máximo Martínez no le teme a nada en el escenario. Hace lo que se sea como artista. Personifica a la perfección.

 El Teatro Nacional se llenó la noche del viernes. Dicen que el sábado fue igual.

 Leonor García sufrió por el pito del micrófono, cuando se sentó en el escenario cerca de las bocinas.

 El micrófono de Stephanie tuvo problemas y con naturalidad, como una veterana, siguió normal hasta que le pasaron otro.

 Una parejita (un hombre de aprox. 60 años y una joven de 20) pasó la noche hablando. ¿A qué fueron?

 Otro caballero, muy emocionado, demostró que conocía cada canción. Olvidó que estaba en el Teatro Nacional.

 Faltaron micrófonos y así se pudo notar en el tema de cierre “Conga”.