“No acepto cambio”
Aramis Ramírez dice que mudarse afecta a su familia

<STRONG>“No acepto cambio”<BR></STRONG>Aramis Ramírez dice que mudarse afecta a su familia

CARRIE MUSKAT
MLB.com / CINCINNATI.
El antesalista dominicano Aramis Ramírez fue cambiado en medio de una temporada hace ocho años, y no quiere volver a pasar por eso.

En la última temporada de un contrato de cinco años y US$75 millones, Ramírez afirmó que no tiene planes de obviar su cláusula de no cambio y que tiene previsto jugar toda esta campaña con los Cachorros.

«Me quedan cuatro meses aquí y voy a cumplir mi contrato», dijo el dominicano al respecto.

«No estoy dispuesto a obviar mi cláusula de no cambio. A esta altura, no es un problema. Tengo buena relación con (el gerente general de Chicago, Jim Hendry). No creo que me vaya a ningún lado».

El año pasado dijo lo mismo el primera base Derrek Lee, pero éste cambió de idea cuando Hendry realizó un trato para enviarlo de los Cachorros a los Bravos.

«Es difícil (mudarse) cuando tienes hijos», dijo Ramírez, quien tiene dos.

 «He pasado por esto anteriormente y no es divertido. No es algo que anticipe con gusto».

Ramírez ejerció una opción de US$16 millones para esta temporada, mientras que los Cachorros son dueños de una opción adicional para la próxima campaña por US$15 millones.

Es poco probable que la novena lo contrate de nuevo o a un precio similar una vez que finalice el actual pacto laboral entre las partes por lo que su salida luce inminente.

Al mismo tiempo, su renuencia a aceptar un movimiento, en caso de presentarse para la fecha límite de cambios, podría incomodar a la gerencia con relación a planes futuros con el equipo.

 Los Cachorros se encuentran jugando mala pelota en la División Central de la Liga Nacional y recientemente el venezolano Carlos Zambrano llamó al equipo una “organización de Triple A” por los malos resultados que se estaban consiguiendo.