“New York, New York…”

“New York, New York…”

La brillante, próspera y rebosante ciudad de Nueva York es uno de los objetivos que más atrae a los ávidos turistas. Pero la vida en esta urbe estadounidense es vertiginosa y cosmopolita e infiltrarse en su entramado social requiere adaptarse a unas peculiares costumbres.

Nueva York es también uno de los escenarios más utilizados por el cine, en la que personajes como Frank Sinatra o Marilyn Monroe recrearon chispeantes historias de amor o apasionados romances, y barrios como el Bronx o el de Manhattan se han convertido en iconos de la filmografía de directores cinematográficos como Robert de Niro o Woody Allen.

Las calles de Nueva York sirven de decorado todos los años a más de 900 películas y series de televisión. Muchas de los filmes son ya obras míticas del cine. Quién no recuerda a King Kong encaramado a la antena del Empire State, mientras sujeta delicadamente en su mano a Fray Wray; o las faldas de Marilyn Monroe levantándose sobre la rejilla de metro en Lexington Avenue y la calle 52 en “La tentación vive arriba”. A Cary Grant esperando a Deborah Kerr en el mirador del Empire State en “Tú y yo”. También la actriz Audrey Hepburn tiene su momento de gloria en Nueva York mirando el escaparate de Tiffany’s en “Desayuno con diamantes”.

Por eso Nueva York no sólo es una urbe física, repleta de monumentos y edificios emblemáticos que la hacen única, es también una ciudad de sueños, a la que todo el mundo acude queriendo hacer realidad alguno. 

La ciudad se ubica entre tres islas, Manhattan, Staten Island y la parte oeste de Long Island, en tanto que una parte se sitúa en el continente, El Bronx. Varias pequeñas islas salpican la costa. Situada al borde del mar, sin embargo, tiene clima continental, y cuenta siempre con nieve en invierno, debido a su latitud, aunque los veranos son húmedos y calurosos.

 

La fama que dejaron los gángsters

Las series y películas rodadas en Nueva York tienen mucha responsabilidad en su imagen de ciudad con un alta tasa de criminalidad, pero lo cierto es que ha sido calificada entre las diez ciudades más seguras de Estados Unidos, además ha aumentado en los últimos años su calidad de ciudad segura.  

Fue en la década de los veinte cuando emigrantes italianos llegaron a la urbe de la Gran Manzana y crearon la poderosa mafia siciliana, de la que el cine también ha hecho género. Estos grupos de familias hicieron tristemente famosas las calles neoyorquinas, copadas durante aquellos años por la atención policial de la ciudad. La Mafia creció debido sobre todo a la desconfianza de la policía en las comunidades italo-estadounidenses en la ciudad.

Familias como las de los Bonnano, los Colombo, los Gambino, los Genovese y los Luchese se hicieron famosas en aquellos años y sembraron el terror. En el cine, son muchas las películas que muestran la difícil situación por la que pasó la sociedad neoyorquina y la capacidad de inmiscuirse que tenían estas bandas en la economía local, incluso estatal y en la política.

 

FisonomÍa de una ciudad

Los lugares emblemáticos que han dado las señas de identidad a Nueva York forman parte de su especial idiosincrasia y son los que han conseguido que esta ciudad estadounidense se haya convertido en una de las grandes metrópolis más admiradas del mundo. Entre ellos se encuentra el Radio City Music Hall, la Estatua de la Libertad, el edificio Empire State, el Puente de Brooklyn, la Isla de Ellis y varios otros monumentos y edificios famosos.

Hay que citar, sobre todo, esa zona a la que la gente acude no por la existencia de algún monumento sino por la ausencia del mismo, que fue el dejado por el atentado sufrido por las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. Aquellas torres se erigieron como las más altas de la ciudad y formaban en su conjunto el World Trade Center, que se había convertido en uno de los lugares más visitados por los turistas, hasta que el atentado del 11 de septiembre de 2001, lo convirtiera en la Zona Cero y al que, sin embargo, siguen acudiendo.

Destacan las Iglesias de St. Pauls, Iglesia Trinity o la Iglesia de San Patricio. Entre los museos, el Metropolitan Museum of Art, Museum American India, el Brooklyn Museum Art y el MOMA. Además, otros lugares de interés son el Brooklyn Bridge y South Street Sea Port. El Puerto de South Street, en la parte suroriental de Manhattan, tiene museos navales, tiendas y tango cada domingo durante el verano.

 

Nueva York
Historia de una gran metrópoli

Fue Giovanni da Verrazzano quien descubrió la zona de Nueva York, y en 1624 la compañía de las indias occidentales fundó la villa de Nueva Amsterdam en el extremo sur de Manhattan.

El nombre original de la ciudad fue Nueva Amsterdam, para después pasar a llamarse Nueva York en honor al duque de York. En el área que constituye en la actualidad Nueva York se encontraban instaladas las tribus Manahattoes y Canarsies, tal como se desprende de las investigaciones arqueológicas realizadas en la zona, en las áreas en las que se han erigido el Parque Inwood Hill y el Parque Riverside.

Fue Giovanni da Verrazzano quien descubrió la zona de Nueva York, y en 1624 la compañía de las indias occidentales fundó la villa de Nueva Amsterdam en el extremo sur de Manhattan. Hasta allí llegaron, en 1626, colonos flamencos y valones que se instalaron tras haber comprado la isla a la tribu india de los Canarsie. Dieciocho años más tarde, los ingleses se hicieron con la ciudad que bautizaron con el nombre de Nueva York, en honor del duque de York, quien ganó la guerra contra Holanda.

Durante la Guerra de la Independencia, la ciudad cayó en manos de los británicos y no fue devuelta hasta 1783. El flujo de inmigrantes llegados desde todos los puntos de Europa aumentó, por lo que la ciudad se extendió hacia la isla de Manhattan, que fue completamente urbanizada. Ya en 1835, Nueva York superó a la ciudad de Filadelfia como la ciudad más grande de los Estados Unidos.

La población de Nueva York creció de forma vertiginosa durante el siglo XIX y la primera mitad del XX. Actualmente, cuenta con 21.923.089 de habitantes y sigue siendo la ciudad en la que todos sueñan con encontrar una vida de bienestar y prosperidad.

 EFE/ Reportajes