“Fay” descarga lluvias en Florida

“Fay” descarga lluvias en Florida

FLORIDA. EE.UU. AP.  La tormenta tropical Fay tocó tierra ayer en Florida casi con fuerza de huracán, pero misteriosamente ganó velocidad al internarse en el continente y trajo consigo fuertes lluvias, vientos de alta velocidad y tornados.

  Fay causó inundaciones en algunas calles, derribó árboles y dejó sin electricidad 58,000 casas y negocios.

Un tornado atravesó el condado de Brevard donde dañó 51 viviendas, nueve de ellas severamente. Pero en general los residentes dijeron que no fue tan malo como habían pensado que sería.  “Aún estamos aquí”, comentó Corey Knapp, gerente de Ivey House, una hostería en Everglades City.  Aún así los meteorólogos se mantenían a la expectativa mientras la tormenta ganaba fuerza, con vientos máximos sostenidos incrementándose ocho kilómetros por hora (cinco millas por hora) a 104 kph (65 mph) a las 3:00 de la tarde.

 El desarrollo fue inusual, ya que la tormenta estaba alejada de su fuente de energía: las aguas calientes del océano. 

Las tormentas tropicales y los huracanes ocasionalmente se fortalecen en tierra, dijo Eric Blake, un especialista del Centro Nacional de Huracanes. 

Los meteorólogos no tienen certeza de por qué está ocurriendo esto con Fay, pero su presión estaba disminuyendo al tocar tierra y eso usualmente provoca vientos más fuertes, señaló Blake.

Además se movió sobre la zona plana y pantanosa de los Everglades, la cual tiene abundante agua caliente que las tormentas necesitan para tener energía.

 “Una tormenta tropical fuerte puede tener muchas consecuencias”, agregó el especialista, e hizo notar el daño causado por vientos en el interior del estado y la posibilidad de inundaciones de hasta 38 centímetros (15 pulgadas) que se esperan en partes del centro de la Florida. 

La tormenta también originó el martes varios tornados, incluido uno que dañó 51 casas en una comunidad de viviendas prefabricadas en el condado de Brevard.

Zoom

Dos heridos

Dos personas sufrieron heridas menores y nueve casas quedaron inhabitables, dijo David Waters, vocero del Centro de Operaciones de Emergencia del Condado de Brevard.  La mayoría de los residentes dijeron que los principales problemas fueron viento y lluvia fuertes, y algunas calles llenas de escombros.  En el sur de Florida, la mayoría de los negocios decidieron no colocar persianas u otras protecciones en las ventanas.